Misterios fortuitos revelados

Así considerada, ella no es otra cosa que la necesidad de un idealismo infinito, necesidad que justifica todas las aspiraciones al progreso, que inspira todas las devociones e impide que la virtud y el honor sean tan sólo palabras al servicio de alimentar la vanidad de los tontos y débiles, para provecho de los fuertes y hábiles.

Es a esta innata necesidad de creencia a lo que podemos llamar con propiedad religión natural, y todo lo que tienda a limitar y disminuir el desarrollo de dicha creencia está, dentro del orden religioso, en oposición a la naturaleza.

La esencia del propósito religioso es el misterio, puesto que la fe comienza en lo desconocido y abandona todo el resto a las investigaciones de la ciencia.

De ello resulta que la duda viene a ser mortal para la fe. Ella intuye que la intervención de un ser divino es necesaria para superar el abismo que separa lo finito de lo infinito, y afirma dicha intervención con todo el ímpetu de su corazón y toda la docilidad de su inteligencia.

Por fuera de este acto de fe, la necesidad religiosa no encuentra satisfacción y viene a cambiarse en escepticismo y desesperación. Pero para que el acto de fe no sea un acto de locura, la razón precisa que éste sea dirigido y reglamentado. Hemos visto que la ciencia nada puede allí. Es absurdo.

Haría falta que los sacerdotes fueran vigilados por los gendarmes. Queda entonces la autoridad moral, como la única que puede constituir el dogma y establecer la disciplina del culto, esta vez de acuerdo con la autoridad civil, pero no bajo sus órdenes. Hace falta, en una palabra, que la fe proporcione a la necesidad religiosa una satisfacción verdadera, completa, permanente e indudable.

Para ello será precisa una afirmación absoluta e invariable del dogma, conservado por una jerarquía apropiada. También será necesario un culto eficaz que, junto con una fe absoluta, brinde una sustancial realización a los signos de la creencia.

Así entendida, esta religión será la única que puede satisfacer la natural necesidad religiosa, y la ún.

ica que puede llamarse verdaderamente natural, con lo cual llegamos a una doble defini- ción: la verdadera religión natural es la religión revelada; y la verdadera religión revelada será la religión jerárquica y tradicional que se afianza muy por encima de las discusiones humanas por la comunión en la fe, la esperanza y la caridad.

Al representar la autoridad moral y realizarla por medio de su ministerio eficaz, el sacerdote será infalible y santo, mientras que la humanidad se encuentra sujeta al vicio y al error.

El sacerdote, al actuar como tal, es siempre el representante de Dios. Poco importan las faltas o incluso los crímenes del hombre. Cuando Alejandro VI llevaba a cabo una ordenación, no era el envenenador el que imponía las manos a los obispos, era el Papa.

Como tal, Alejandro VI nunca llegó a corromper ni a falsificar los dogmas que le condenaban a él mismo, ni los sacramentos que, al ser administrados por su mano, salvarían a otros y a él mismo no le justificarían. Siempre han existido mentirosos y criminales, pero en la Iglesia jerarquizada y autorizada por lo divino, no se han dado ni se darán jamás malos Papas ni malos sacerdotes.

Maldad y sacerdocio son dos palabras que no pueden ir juntas. Hemos mencionado al Papa Alejandro VI y pensamos que este ejemplo será suficiente, sin que por ello dejen de existir otros casos justamente execrables.

Muchos grandes criminales han llegado a deshonrarse ellos mismos doblemente, a causa del carácter sagrado de que estaban revestidos; pero no les ha sido posible deshonrar este carácter, que siempre permanecerá radiante y espléndido por encima de la humanidad pecadora.

Hemos dicho que no hay religión sin misterios; añadiremos que no existen misterios sin símbolos. El símbolo es la fórmula o la expresión del misterio, que viene a expresar su profundidad ignota mediante paradójicas imágenes tomadas de lo conocido.

La forma simbólica, al representar lo que se encuentra por encima de la razón científica, necesariamente debe estar por fuera de dicha razón. De ahí la frase célebre y perfectamente justa de un padre de la Iglesia: Yo creo, puesto que es absurdo, credo quin absurdum.

Si la ciencia afirmara que no sabe, se destruiría a sí misma. La ciencia no sabrá hacer la obra de la fe, así como la fe no podrá decidir en materia de ciencia.

U na afirmación de la fe, que la ciencia tuviera la temeridad de estudiar, no sería para ella sino un absurdo, por lo mismo que una afirmación científica que nos diera un artículo de fe sería absurda en el orden religioso. Creer y saber son dos términos que nunca pueden confundirse. Pero tampoco sabrían oponerse el uno al otro en un antagonismo corriente.

En efecto, es imposible creer lo contrario de lo que se sabe sin dejar, por esto mismo, de saberlo. Y es igual- mente imposible llegar a saber lo contrario de lo que se cree sin dejar de creerlo inmediatamente. El negar o incluso oponerse a las decisiones de la fe en nombre de la ciencia es probar que no se comprende la una ni la otra.

En efecto, el misterio de un Dios en tres personas no es un problema de matemáticas; la encarnación del Verbo no es un fenómeno cuyo estudio sea propio de la medicina; la redención escapa a la crítica de los historiadores. La ciencia es absolutamente impotente para decidir lo que está bien o mal en cuanto a creer o no creer en un dogma de fe.

Ella sólo puede constatar los resultados de la creencia, o estudiar si la fe hace en realidad mejores a los hombres, ya que si la fe misma, considerada como un hecho fisiológico, es verdaderamente una necesidad y una fuerza, será forzoso para la ciencia el admitirla y tomar el sabio partido de contar siempre con ella.

Nos atrevemos a afirmar ahora que existe un hecho inmenso, apreciable igualmente por la fe y por la ciencia; un hecho por el cual Dios se hace visible en múltiples formas sobre la tierra; un hecho incontestable y de alcance universal. Este hecho es la manifestación en el mundo, a partir de la época donde comienza la revelación cristiana, de un espíritu que desconocían los antiguos, un espíritu evidentemente divino, más positivo que la ciencia en sus obras, más hermosamente ideal en sus aspiraciones que la más alta poesía, un espíritu por el cual ha hecho falta crear una nueva palabra, del todo desconocida en los santuarios de la antigüedad.

Esta palabra ha sido creada, y demostraremos que este nombre o expresión es en religión, tanto para la ciencia como para la fe, la expresión del absoluto.

La palabra es CARIDAD, Y el espíritu del cual hemos hablado es el espíritu de caridad. Delante de la caridad, la fe se prosterna y la ciencia se inclina vencida.

Hay aquí evidentemente algo más grande que la humanidad. Por sus obras, la caridad prueba que ella no es un sueño. Es más fuerte que todas las pasiones; triunfa sobre el sufrimiento y la muerte; hace que Dios sea comprendido en todos los corazones y parece colmar desde ya la eternidad por la iniciada realización de sus legítimas esperanzas.

Ante la caridad viva y actuante, ¿cuál sería el Proudhon que se atrevería a blasfemar? Añadid a ello todo lo que el futuro puede reservamos en cuanto a monstruosidad y vano ensueño; traed luego a la más humilde y sencilla de todas las hermanas de la caridad.

El mundo dejará a un lado todos sus errores, todos sus crímenes, todas sus malvadas ensoñaciones, para inclinarse ante aquella sublime realidad. Así, ¿qué otra cosa es la Iglesia universal sino una comunión en espíritu de caridad? Es por el espíritu de caridad que la Iglesia es infalible, y por él existe la divina virtud del sacerdocio.

Deber de los seres humanos, garantía de sus derechos, prueba de su inmortalidad, felicidad eterna iniciada por. ellos sobre la tierra, meta gloriosa para su existencia, medio y fin de sus esfuerzos, perfección de su moral individual, civil y religiosa, el espíritu de caridad comprende todo, se aplica a todo, puede esperado todo, emprender todo y realizado todo.

Es por el espíritu de caridad que Jesús, al expirar sobre la cruz, dio a su madre un hijo en la persona de San Juan y, al triunfar sobre las angustias de tan terrible suplicio, exhaló un grito de salvación y liberación diciendo: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

Ellos han amado la verdad más que a su vida, y han ido ellos solos a decirla a los pueblos y a los reyes; probados por las torturas, fueron encontrados fieles.

Ellos han mostrado a las multitudes la inmortalidad viviente en su muerte y han regado la tierra con una sangre cuyo calor no puede extinguirse, ya que ellos se hallaban inflamados de los ardores de la caridad.

Es por la caridad que los apóstoles han constituido su símbolo. Ellos han dicho que creer juntos vale más que dudar por separado; han constituido la jerarquía en base a la obediencia rendida tan grande y tan noble por el espíritu de caridad que servir de tal forma es reinar; ellos han formulado la fe de todos y la esperanza de todos y han colocado este credo bajo la égida de la caridad de todos.

Desgraciado de aquel egoísta que se apropie una sola palabra de la herencia del Verbo, ya que sería un deicida al intentar desmembrar el cuerpo del Señor. Este credo es el arcano santo de la caridad y cualquiera que le toque será convictc de muerte eterna, puesto que la caridad se retiraría de él.

Es por la caridad que los mártires encontraron consuelo en las prisiones de los césares, atrayendo a su creencia incluso a sus guardianes y ejecutores. Es en nombre de la caridad que San Martín de Tours protestó contra el suplicio de los priscilianos y se apartó de la comunión del tirano que pretendía imponer la fe por la espada.

Es por la caridad que San Vicente de Paúl y Fenelón se han ganado la admiración de los siglos más impíos y han hecho caer. desde el pasado la risa de los hijos de Voltaire, ante la dignidad imponente de sus virtudes. ARTICULO PRIMERO Solución al primer problema El Dios Verdadero Dios no puede ser definido sino por la fe.

La Ciencia se muestra incapaz de negar o afirmar su existencia. Dios es el objeto absoluto de la fe humana. En lo infinito, El es la Suprema Inteligencia y el Creador del orden.

En el mundo, El es el Espíritu de Caridad. Es así el Ser universal una máquina fatal que produce eternamente las inteligencias con base en el azar, o un Inteligencia providencial que dirige las energías para el mejoramiento de los espíritus.

La primera hipótesis repugna a la razón. Es desesperante e inmoral. La ciencia y la razón deben, pues, inclinarse a la segunda. Si, Proudhon, Dios es una hipótesis; pero es una hipótesis tan necesaria que, sin ella, todos los teoremas llegan a ser absurdos o dudosos.

Para los iniciados en la Kábala, Dios es la Unidad absoluta que crea y anima los números. La unidad de la inteligencia humana demuestra la unidad de Dios. La clave de los números es la de los símbolos, puesto que éstos son figuras analógicas de la armonía que proviene de los números.

Las matemáticas no sabrían demostrar la ciega fatalidad, ya que ellas son la expresión de lo exacto, y éste es el carácter de la más alta razón. La unidad demuestra la analogía de los contrarios. Es el principio, el equilibrio y el fin de los números.

El acto de fe parte de la unidad y retorna a ella. Esbozaremos una explicación de la Biblia por medio de los números, ya que la Biblia es el libro de las imágenes de Dios. Preguntaremos a los números la razón de los dogmas de la religión eterna, y ellos siempre nos responderán reuniéndose en la síntesis de la unidad.

Las páginas siguientes intentan una explicación sencilla de las hipótesis kabalísticas. Estas no se basan en la fe y las presentamos sólo como curiosas investigaciones.

No está en nuestras manos innovar en lo referente al dogma, y lo que afirmamos como iniciados se subordina plenamente a nuestra obediencia como cristianos.

ESBOZO DE LA TEOLOGIA PROFETICA DE LOS NUMEROS I La Unidad La Unidad es el principio y la síntesis de los números, es la idea de Dios y del hombre, es la alianza de la razón y la fe.

La fe no puede ser opuesta a la razón. Ella es requerida por el amor, ella es idéntica a la esperanza. Amar es creer y esperar, y este triple vuelo del alma es llamado virtud, puesto que es preciso el coraje para emprenderlo. Pero, ¿qué coraje podría haber en ello si no existiera la posibilidad de la duda?

Así, el poder dudar ya implica la duda. Ella es la fuerza equilibrante de la fe, y en esto reside su mérito. La naturaleza misma nos induce a creer, pero las fórmulas de fe son productos sociales de las tendencias de la fe en una época concreta.

En esto se basa la infalibilidad de la Iglesia, infalibili- dad de evidencia y de hecho. Dios es necesariamente el más desconocido de todos los seres, puesto que no podemos definirlo sino en sentido inverso a nuestra experiencia.

El es todo lo que nosotros no somos, es lo infinito opuesto a lo finito por hipótesis contradictoria. La fe y, por consiguiente, la esperanza y el amor son tan libres, que el hombre, lejos de poder imponerlos a los demás, tampoco puede imponerlos a sí mismo.

Se consideran, pues, como una gracia, dice la religión. Pero, ¿puede concebirse la exigencia de esta gracia, es decir, que se pueda obligar a los hombres a aceptar lo que llega libre y gratui- tamente del cielo? No otra cosa desearíamos para ellos.

Razonar sobre la fe es no razonar, ya que el objeto de la fe se encuentra fuera del alcance de la razón. Si se me pregunta: ¿Existe un Dios? respondo: Así lo creo. Pero, ¿está usted seguro? Si estuviese seguro no lo creería, ló sabría. Formular la fe es acordar los términos de una hipótesis común.

La fe comienza allí donde la ciencia termina. Aumentar el campo de la ciencia sería, en apariencia, disminuir el de la fe. Pero, en realidad, equivale a agrandarlo en igual proporción, ya que se estaría amplificando su base. Sólo podemos llegar a definir lo desconocido a través de sus correspondencias supuestas e imaginables con lo conocido.

La analogía era el dogma primordial de los antiguos magos. Dogma en verdad mediador, puesto que es mitad científico y mitad hipotético, mitad razón y mitad poesía. Este dogma ha sido y será siempre el generador de todos los demás.

Es aquel que realiza en la vida más humana el más divino ideal. La fe viene a ser una divinización de la inteligencia y del amor, dirigidos por el consejo de la naturaleza y la razón. Es así esencial a las cosas de la fe el ser inaccesibles a la ciencia, dudosas para la filosofía e indefinidas para la certeza.

La fe es una realización hipotética y una determinación convencional de los fines últimos de la esperanza.

Es la adhesión a los signos visibles de las cosas que no vemos. Para poder afirmar sin enardecemos que Dios existe o que no existe, hará falta partir de una definición razonable o irracional de Dios. Pero, para ser razonable, esta definición deberá ser hipotética, analógica y negativa respecto a lo finito que conocemos.

Se puede negar a un dios cualquiera, pero al Dios absoluto no es posible negarle, puesto que tampoco es posible probarle. Se le supone razonablemente y se cree en El.

Dichosos aquellos de corazón puro, porque ellos verán a Dios, ha dicho el Maestro. Ver por medio del corazón es creer, y si esta fe se remonta al verdadero bien, ella nunca será engañada, ya que no busca una definición de acuerdo a las arriesgadas inducciones de la ignorancia individual.

Nuestros juicios, en materia de fe, se aplican a nosotros mismos, y nos será dado conforme a lo que hayamos creído.

En esta forma, nosotros nos hacemos a semejanza de nuestro ideal. Que aquellos que hacen los dioses llegan a ser semejantes a ellos, dice el salmista, así como todos los que les otorgan su confianza.

El ideal divino del viejo mundo ha forjado la civilización que ahora termina, y no hay que desesperar al ver al dios de nuestros bárbaros ancestros convertirse en el demonio de nuestros más iluminados hijos.

Se hacen diablos de los dioses de antaño, y Satán mismo no sería tan incoherente y deforme si no estuviera hecho por los residuos desgarrados de antiguas teogonías.

Es la esfinge sin palabra, es el enigma sin solución, es el misterio sin verdad, es el absoluto sin realidad y sin luz. El hombre es hijo de Dios en cuanto que Dios encarnado, manifestado y realizado sobre la tierra se ha llamado Hijo del hombre. Es después de haber concebido a Dios en su inteligencia y en su amor que la humanidad ha podido comprender el Verbo sublime que ha dicho: ¡Hágase la luz!

El hombre es la forma del pensamiento divino, y Dios es la síntesis idealizada del pensamiento humano. Así, el Verbo de Dios es revelador del hombre, y el Verbo del hombre es revelador de Dios.

El hombre es el Dios del mundo, y Dios es el hombre del cielo. Antes de decir: Dios quiera, el hombre ha querido. Para comprender y honrar a Dios todopoderoso, es preciso que el hombre sea libre. Al obedecer y abstenerse por temor del fruto de la ciencia, el hombre había sido inocente y estúpido como el cordero; al tornarse curioso y rebelde como el ángel de luz, él mismo ha cortado el cordón de su ingenuidad y ha caído libre sobre la tierra, llevando consigo a Dios en su caída.

Por esto, se eleva junto con el gran condenado del calvario desde el fondo de esta caída sublime, y, glorioso, entra junto con él en el reino de los cielos. Pues el reino de los cielos pertenece a la inteligencia y al amor, ambos hijos de la ¡libertad! Dios ha mostrado al hombre la libertad como una amante y, para probar su corazón, ha hecho pasar entre ambos el fantasma de la muerte.

El hombre ha amado esta libertad y se ha sentido Dios; ha dado por ella lo que Dios le había concedido a él: la eterna esperanza.

Se ha lanzado hacia su amada desafiando a la sombra de la muerte y el espectro se ha desvanecido. El hombre ha poseído la libertad. Ha comprendido la vida. Paga ahora por tu pasada gloria, ¡oh, Prometeo! la evidencia de las cosas que no se ven. Tu corazón, devorado sin cesar, no puede morir; es tu verdugo, el buitre, y Júpiter, quienes morirán.

Un día, despertaremos al fin de los penosos sueños de una vida atormentada. La obra de nuestra prueba habrá terminado y seremos entonces suficientemente fuertes ante el dolor como para ser inmortales. Entonces, viviremos en Dios una vida más plena, y descenderemos a su obra con la luz de su pensamiento, seremos arrebatados en lo infinito por el soplo de su amor.

Seremos sin duda la raíz de una nueva raza; los ángeles de los hombres futuros. Mensajeros celestes, vagaremos en la inmensidad y las estrellas serán nuestros blancos navíos. Nos transformaremos en dulces visiones para el descanso de los ojos que lloran; recogeremos lirios radiantes en desconocidas praderas y esparciremos el rocío sobre la tierra.

Acariciaremos el párpado del niño para inducirlo al sueño y regocijaremos con dulzura el corazón de la madre, ante el espectáculo de la belleza de su hijo bienamado. II El Binario El binario es particularmente el número de la mujer, esposa del hombre y madre de la sociedad.

El hombre es el amor en la inteligencia, la mujer es la inteligencia en el amor. La mujer es la sonrisa del creador satisfecho de su creación; descansa luego de haberla creado, como dice la parábola celeste. La mujer está antes que el hombre, puesto que ella es madre, y todo le está perdonado de antemano, puesto que alumbra con dolor.

La mujer se ha iniciado primero a la inmortalidad por la muerte; entonces el hombre la ha visto tan bella y ha comprendido su generosidad de tal manera que no ha querido sobrevivirla y la ha amado más que a su vida, más que a su felicidad eterna. Pero los hijos de Caín se han rebelado contra la madre de Abel y han esclavizado a su madre.

La belleza de la mujer se ha convertido en una presa para la brutalidad de los hombres sin amor. Entonces, la mujer ha cerrado su corazón como un santuario ignoto y ha dicho a los hombres indignos de ella: «Soy virgen, pero anhelo ser madre, y mi hijo os enseñará a amarme.

Moisés llamó a Dios Señor, Jesús le llamaría Padre, y nosotros pensando en Vos diremos a la Providencia: «¡Tu eres nuestra madre! Hijos de mujer, adoremos a la mujer regenerada, Hijos de mujer, que hemos reposado sobre su seno, hemos sido acunados en sus brazos y consolados por sus caricias, amémosla y amémonos entre nosotros.

Dios se crea eternamente a sí mismo, y el infinito que colma con sus obras es una creación incesante e infinita.

El amor supremo se contempla en la belleza como en un espejo, y ensaya todas las formas como adornos, ya que él es el amante de la vida. El hombre también se afirma y crea él mismo: él se adorna con sus conquistas, se ilumina con sus concepciones, se reviste de sus obras como de un hábito nupcial.

La gran semana de la creación ha sido imitada por el genio humano, divinizando las obras de la naturaleza. Cada día ha proporcionado una nueva revelación, cada nuevo rey que adviene al mundo ha sido por un día la imagen y encarnación de Dios. La alta concepción del Hombre-Dios corresponde a la creación de Adán, y el cristianismo, semejante a los primeros días del arquetipo humano en el paraíso terrestre, no ha sido más que una aspiración y una viudez.

Esperamos el culto de la esposa y la madre, aspiramos a las bodas de la nueva alianza. Entonces los pobres, los ciegos y todos los proscritos del viejo mundo serán convidados al festín y recibirán un traje nupcial; y se mirarán los unos a los otros con gran dulzura y sonrisa inefable, puesto que han llorado por tanto tiempo.

IV El Cuaternario El cuaternario es el número de la fuerza. Es el temario que ha sido completado por su producto. Es la Unidad rebelde, reconciliada con la trinidad soberana.

En el primer ardor de la vida, el hombre había olvidado a su madre y no entendía a Dios sino como un padre inflexible y celoso. El sombrío Saturno, armado de su guadaña parricida, se entregó a devorar a sus propios hijos.

Júpiter poseía relámpagos que aterraban al Olimpo, y Jehová truenos que ensordecían la soledad del Sinaí. Sin embargo, el padre de los hombres, llegando a estar ebrio como Noé en una ocasión, reveló al mundo los misterios de la vida.

Psique, divinizada por sus tormentos, llegó a ser la esposa del amor. Adonis resucitado volvió a encontrar a Venus en el Olimpo; Job, victorioso del mal, recobró más de lo que había perdido: La leyes una prueba del coraje.

Amar la vida, mas no temer a las amenazas de la muerte, es merecer la vida. Los elegidos son aquellos que osan. Así los esclavos de la ley que se hicieron tiranos de las conciencias, y los servidores del temor, y los avaros de la esperanza, y los fariseos de todas las sinagogas y todas las iglesias ¡ellos son los réprobos y los malditos por el Padre!

Cristo, ¿no fue acaso excomulgado y crucificado por la sinagoga? Savonarola, ¿no fue quemado por orden de un soberano pontífice de la religión cristiana? Si alguno hablara en nombre de la inteligencia y del amor, ¿le escucharían?

Fue arrancando los hijos de la libertad a la tiranía de los faraones como inauguró Moisés el reino del Padre. Fue quebrantando el insoportable yugo del fariseísmo mosaico como Jesús convidó a todos los hombres a la fraternidad del hijo único de Dios.

Cuando caigan los últimos ídolos, cuando se rompan las últimas cadenas materiales de las conciencias, cuando los últimos verdugos de profetas y silenciadores del Verbo sean confundi- I dos, será entonces el reino del Espíritu Santo. El ángel de la libertad ha nacido antes de la autora del primer día, antes del despertar mismo de la inteligencia, y Dios le ha llamado la estrella de la mañana.

Tú brillas cuando el sol se oculta, y tu centelleante mirada precede al comienzo del día. Caes para remontarte de nuevo. Escoges la muerte para conocer mejor la vida.

Para las glorias pasadas del mundo eres la estrella de la tarde. Para la verdad que renace, el bello lucero de la mañana. La libertad no es la licencia, ya que la licencia es tiranía. La libertad es guardiana del deber, puesto que ella reinvindica el derecho. Lucifer, a quien edades de tinieblas han convertido en genio del mal, será verdaderamente el ángel de luz cuando haya conquistado la libertad al precio de su reprobación, y haga uso de esta libertad para someterse al orden eterno, inaugurando así las glorias de la obediencia voluntaria.

El derecho no es sino la raíz del deber. Hace falta tener para dar. Así, vemos cómo la más alta y profunda poesía explica la caída de los ángeles.

Dios había concedido a sus espíritus la luz y la vida. Luego les dijo: Amad. Amar es darse a los otros, les dijo Dios. Los que amen sufrirán, pero ellos serán amados. Tenemos derecho a no dar nada y no queremos sufrir, dijeron los espíritus enemigos del amor.

Permaneced en vuestro derecho, respondió Dios, y separémonos. Yo y los míos queremos amar y aun morir por amor.

El ángel caído es, pues, aquel que desde el comienzo ha rehusado amar. El no ama, y en ello consiste todo su suplicio. El no da, y en ello estriba toda su miseria.

El no sufre, y ésta es su vacuidad. El no muere, y en ello encuentra su exilio. El ángel caído no es Lucifer, el portador de luz, sino Satán, el calumniador del amor.

Ser rico es dar; no dar nada es ser pobre. Vivir es amar; no amar nada es estar muerto. Ser dichoso es entregarse; no existir más que para sí es condenarse a sí mismo y arrojarse al infierno. El cielo es la armonía de los sentimientos generosos.

El infierno es el conflicto de los instintos desencadenados. El hombre de derecho es Caín, que mata por envidia a Abel; el hombre de deber es Abel, quien muere por amor a manos de Caín. Tal ha sido la misión de Cristo, el gran Abel de la humanidad.

No es por derecho que debemos atrevernos a osarIo todo; es por deber. El deber es la expansión y el gozo de la libertad. El derecho aislado es el padre del servilismo. El deber es la devoción; el derecho es el egoísmo. El deber es el sacrificio; el derecho es la rapiña y el robo.

El deber es el amor; el derecho es el odio. El deber es la vida infinita; el derecho es la muerte eterna. Si hace falta combatir para la conquista del derecho, no es sino para adquirir el poder del deber. Si es preciso llegar a infringir la leyes porque ella encierra al amor en el miedo.

Aquel que quiera salvar su alma la perderá, dice el libro santo, y aquel que consintiera en perderla, la salvará. Silencio de los oráculos del odio.

V El Quinario El quinario es el número religioso, es el número de Dios, asociado al de la mujer. La fe no es la credulidad tonta, propia de la ignorancia maravillada. La fe es la conciencia y la confianza del amor.

La fe es el grito de la razón que persiste en negar el absurdo, aun delante de lo desconocido. Es un sentimiento necasario al alma, como la respiración a la vida: es la dignidad del corazón y la realidad del entusiasmo. La fe no consiste en la afirmación de talo cual símbolo, sino en una aspiración constante y verdadera a todas las verdades ocultas tras los simbolismos.

Los perseguidores de la decadente Roma llamaban también ateos a los primeros cristianos, en vista de que éstos no adoraban a los ídolos de Calígula o de Nerón. Negar toda una religión, e incluso todas las religiones, antes que adherirse a fórmulas que la conciencia rechaza, es un valiente y sublime acto de fe.

Todo hombre que sufre por sus convicciones es un mártir de la fe. El podrá no saber explicarse, pero prefiere la justicia y la verdad antes que cualquier otra cosa; no le condenemos sin oírle. Creer en la verdad suprema no es definirIa, y declarar que se cree en ella es reconocer que se la ignora.

El apóstol San Pablo limita toda la fe a dos cosas: Creer que Dios existe y que El recompensa a quienes le buscan. La fe es más grande que las religiones, puesto que necesita menos de los artículos de la creencia. Un dogma cualquiera no constituye sino una creencia y pertenece a una comunión especial; la fe es un sentimiento común a la totalidad de la humanidad.

Cuanto más se discute para precisar, menos se cree; un dogma viene a ser una creencia 'que una secta se apropia, con lo cual se queda con una parte de la fe universal. Dejemos que los sectarios hagan y rehagan sus dogmas, a los supersticiosos que detallen y formulen sus supersticiones, dejemos a los muertos que sepulten a sus muertos como dijo el Maestro, y creamos en la verdad indecible, en el absoluto que la razón admite sin comprenderlo, en aquello que presentimos sin saberlo.

Creamos en la razón suprema. Creamos en el amor infinito y miremos con piedad las estupideces de la escolástica y las barbaries de la falsa religión. Dime lo que tú esperas y te diré lo que tú vales.

Tú oras, tú ayunas, tú velas, ¿y crees que con ello vas a escapar solo, o casi solo, a la inmensa perdición de los hombres devorados por un Dios celoso? Eres un hipócrita y un impío. Haces de la vida una orgía y esperas la nada como sueño, eres, pues, un enfermo o un insensato.

Estás dispuesto a sufrir como los otros y por los otros y esperas la salud de todos, eres entonces sabio y justo. Esperar no es vivir en el temor. Sentir temor de Dios.

El acto de esperanza es la oración. La oración es la expansión del alma en la sabiduría y el amor eternos. Es la mirada del espíritu hacia la verdad, es el suspiro del corazón hacia la suprema belleza. Es la sonrisa del niño hacia su madre.

Es el murmullo del bien amado que se inclina hacia los brazos de su bien amada. Es la dulce alegría del alma amorosa que se diluye en un océano de amor. Es la tristeza de la esposa en la ausencia de su esposo. Es el suspiro del viajero que piensa en su patria. Es el pensamiento del pobre, que trabaja para alimentar a su esposa y sus hijos.

Oremos en silencio y elevemos hacia nuestro Padre desconocido una mirada de confianza y de amor; aceptemos con fe y resignación la parte que El nos ha dado en las penurias de la vida, y todos los latidos de nuestro corazón serán palabras de oración.

Nuestra oración llegará a ser perfecta cuando oremos sin saber que lo estamos haciendo. La oración no es un clamor que ensordece los oídos, es un silencio que penetra en el corazón. Dulces lágrimas vienen a humedecer los ojos, y los suspiros se escapan como el humo del incienso.

En ella, nos sentimos presa de un amor inefable por todo lo que es bondad, verdad y justicia; una vida nueva palpita en ella y no tememos el morir, pues la oración es la vida eterna de la inteligencia y el amor, es la vida de Dios sobre la tierra.

Meditad y comprended estas palabras. Esta es toda la doctrina de la verdadera religión; religión significa caridad y Dios mismo no es sino amor. Os he dicho ya, amar es dar. El impío es aquel que absorbe a los demás. El hombre piadoso es aquel que se expande hacia la humanidad.

Si el corazón del hombre concentra en sí mismo el fuego con el cual Dios le ha animado, es un incendio que todo lo devora y no dejará sino cenizas; pero si dejamos que irradie hacia los demás, se convertirá en un dulce sol de amor. El hombre se debe a su familia, la familia se debe a la patria, la patria a la humanidad.

El egoísmo humano merece el aislamiento y la desesperación; el egoísmo de la familia merece la ruina y el exilio; el egoísmo de la patria merece la guerra y la invasión.

El hombre que se aísla de todo amor humano diciendo: Yo serviré a Dios, se equivoca. Pues, dice el apóstol San Juan, ¿si no amamos al prójimo a quien vemos, como podremos amar a Dios, a quien no vemos? Es preciso dar a Dios lo que es de Dios, pero no por ello se debe rehusar al César lo que es del César.

Dios es aquel que da la vida. César es aquel que puede dar la muerte. Es preciso amar a Dios y no temer al César, pues está escrito en el libro sagrado: Aquel que hiera por la espada, perecerá por la espada. Los vicios que hacen al hombre semejante a la bestia, son los primeros enemigos de su libertad.

El avaro maldice la vida de su padre y, como el cuervo, tiene hambre de carroña. El ambicioso quiere ruinas, es un envidioso que delira; el libertino escupe sobre el seno materno y colma de engendros las entrañas de la muerte. Todos estos corazones sin amor son castigados con el más cruel de los suplicios: el odio.

Pues bien sabemos que el propio pecado lleva consigo su expiación. El que obra el mal es como una vasija de terracota mal acabada, la fatalidad le romperá. VI El Senario El senario es el número de la iniciación mediante la prueba; es el número del equilibrio, es el jeroglífico de la ciencia del bien y del mal.

Aquel que busca el origen del mal, busca de dónde proviene aquello que no existe. El mal es el apetito desordenado del bien, el infructuoso intento de una voluntad poco educada.

Cada uno posee el fruto de sus obras, y la pobreza no es más que el aguijón para el trabajo. Para la mayoría de los seres humanos, el sufrimiento es como el perro del pastor, gue muerde ola lana de los corderos para hacerles volver al camino. Es por la sombra que somos capaces de conocer la luz; es por el frío que podemos apreciar el calor; es por la pena que somos sensibles al placer.

Así, el mal representa para nosotros la ocasión y el comienzo del bien. Pero, en los sueños que forja nuestra imperfecta inteligencia, inculpamos al trabajo providencial en lugar de entenderlo. En ello, nos asemejamos al ignorante que juzga un cuadro sin estar terminado y exclama al ver la cabeza: ¿acaso esta figura carece de cuerpo?

La naturaleza permanece tranquila y hace su obra. La reja del arado no es cruel por el acto de remover el seno de la tierra, y las grandes revoluciones del mundo son obra de Dios. Todo es bueno a su tiempo: gobernantes bárbaros para los pueblos salvajes; los carniceros para el ganado, los jueces y los padres para el hombre.

Si el tiempo pudiera cambiar a los corderos en leones, éstos devorarían pastores y rebaños. Los corderos no cambian nunca, puesto que no reciben instrucción, pero, en cambio, los pueblos se instruyen.

Pastores y matarifes de los pueblos, tenéis, pues, razón en mirar como enemigos a aquellos que hablan a vuestro redil. Rebaños que no conocéis más que a vuestros pastores y que queréis ignorar su comercio con los matarifes sois excusables por lapidar a los que os humillan y os inquietan hablándoos de vues- tros derechos.

VII El Septenario El septenario es el gran número bíblico. Es la clave de la creación de Moisés y el símbolo de toda la religión. Moisés nos ha legado cinco libros y la ley se resume en dos testamentos.

La Biblia no es una historia, es una colección de poemas, un libro de imágenes y alegorías. Adán y Eva representan los arquetipos primordiales de la humanidad; la serpiente tentadora es el tiempo con sus pruebas; el árbol de la ciencia es el derecho; la expiación mediante el trabajo es el deber.

Caín y Abel son analogía de la carne y el espíritu, la fuerza y la inteligencia, la violencia y la armonía. Los gigantes son los antiguos usurpadores de la tierra; el diluvio es símbolo de una gran revolución. El arca es la tradición que se conserva en el seno de una familia: en aquella época, la religión era un misterio y propiedad privada de una raza.

Cam es maldito por haberlo revelado. Nemrod y Babel son dos alegorías primitivas del despotismo personal y del imperio universal soñado siempre por éste; buscado sucesivamente por los persas, Alejandro, Roma, Napoleón, los sucesores de Pedro el Grande, y siempre inconcluso a causa de la dispersión de intereses, simbolizada por la confusión de lenguas.

El imperio universal no debe realizarse por la fuerza, sino por la inteligencia y el amor. Así, pues, a Nemrod, hombre regido por el derecho salvaje, la Biblia enfrenta a Abraham, hombre regido por el deber que busca la libertad y la lucha a través del exilio en tierra extranjera, de la cual se adueña por la inteligencia.

El tiene una esposa estéril, es su inteligencia, y una esclava fecunda, es su fuerza; pero cuando la fuerza ha producido su fruto, la inteligencia se torna a su vez fecunda, y el hijo de la inteligencia provoca el exilio del hijo de la fuerza.

El hombre de inteligencia es sometido a rudas pruebas; debe confirmar sus logros mediante el sacrificio. Dios quiere que inmole a su hijo, es decir, que la duda debe probar el dogma y que el hombre intelectual debe estar presto a sacrificarse ante la razón suprema.

Este es representado por el carnero, cuyos cuernos han quedado enredados en la maleza. La historia de Abraham es así un símbolo en el antiguo estilo, y contiene una gran revelación de los destinos del alma humana.

Leída al pie de la letra, es un relato absurdo y chocante. San Agustín nunca tomó al pie de la letra el asno de oro de Apuleyo. La historia de Isaac es otra leyenda. Rebeca es la típica mujer oriental, laboriosa, hospitalaria, parcial en sus afectos, astuta y retorcida en sus manejos.

Jacob y Esaú son de nuevo los dos caracteres antes simbolizados en Caín y Abel, pero aquí Abel se venga: la inteligencia emancipada triunfa por la astucia. Todo el genio israelita está condensado en la imagen de Jacob, el paciente y laborioso suplantador que cede a la cólera de Esaú, llega a ser rico y compra el perdón de su hermano.

Nunca debemos olvidar que cuando los antiguos querían filosofar, inventaban una historia. La historia o leyenda de José contiene ya en germen todo el genio del evangelio, y el Cristo, al ser desconocido por su pueblo, ha debido llorar más de una vez recordando aquella escena donde el gobernador de Egipto se arroja al cuello de Benjamín, lanzando un fuerte grito: «¡Yo soy José!

Está expuesta aquí la idea de la independencia humana y de la realización por el trabajo, idea que se esconde con cuidado como un precioso germen. Un signo doloroso e indeleble se imprime sobre los iniciados, toda imagen de la verdad está prohibida, y los hijos de Jacob velan, espada en mano, por la unidad del tabernáculo.

Hamor y Shechem pretenden introducirse por la fuerza en la familia santa y perecen, junto con su pueblo, luego de una fingida iniciación. Para dominar sobre los pueblos hace falta que el santuario se imponga a base de sacrificios y terror. La servidumbre de los hijos de Jacob prepara su liberación: ellos tienen una idea, y no se puede encadenar una idea; ellos poseen una religión, y no se puede violentar una religión; ellos son, en fin, un pueblo, y no se ata a todo un pueblo.

La persecución suscita vengadores. La idea se encarna en un hombre. Moisés se eleva y el faraón cae, y la columna de nubes y llamas que precede a un pueblo liberado avanza majestuosamente por el desierto.

Cristo es sacerdote y rey por la inteligencia y por el amor. El ha recibido el óleo santo, la unción del genio, unción de la fe y de la virtud, que es la fuerza. El viene cuando el sacerdocio se encuentra extenuado, los viejos símbolos han perdido su virtud y la patria de la inteligencia está arrasada.

El viene para llamar a Israel a la vida, y si no puede conmover a Israel, asesinado por los fariseos, resucitará al mundo, j abandonado. al culto muerto de los ídolos! El hombre no tiene otro derecho que el de cumplir con su deber.

Tu hijo se ahoga; un hombre te impide socorrerle; tú herirás a ese hombre y correrás a salvar a tu hijo! Cristo ha venido para oponer el derecho del deber al deber del derecho. El derecho entre los judíos era la doctrina de los fariseos. En efecto, ellos parecían haber adquirido el privilegio de dogmatizar: ¿no eran acaso los legítimos herederos de la sinagoga?

Ellos tuvieron derecho para condenar al Salvador, y el Salvador sabía que su derecho estaba en oponerse a ellos. Cristo es la protesta viva. Cristo es el deber real, que protesta eternamente contra el derecho imaginario. Es la emancipación del espíritu que quiebra la servidumbre de la carne.

Es la devoción, que se rebela contra el egoísmo. Es la modestia sublime que responde al orgullo: ¡ No te obedeceré! Cristo está viudo, Cristo está solo, Cristo está triste: ¿Por qué? Es que la mujer se ha prostituido. Es que la sociedad es convicta de robo. Esto puede ocurrir acaso en un mundo menos serio que el nuestro.

Jueces del mundo en que vivimos, estad atentos y pensad en Aquel que ha de juzgar vuestros juicios. Pero, antes de morir, el Salvador ha legado a sus hijos el símbolo inmortal de salvación: la comunión.

Comunión, unión común, última palabra del Salvador del mundo. El ha dado su carne a los verdugos, su sangre a la tierra, que ha querido beberla, y ¿por qué? Para que todos compartan el pan de la inteligencia y el vino del amor. Mártires de la humanidad, vosotros todos que habéis dado vuestra vida a fin de que todos tengan el pan que alimenta y el vino que fortifica, ¿no diríais también, imponiendo las manos sobre estos signos de la universal comunión: esta es nuestra carne y nuestra sangre?

Y vosotros, hombres del mundo entero, vosotros a quienes el Maestro llamó sus hermanos: ¡Oh, no sentís acaso que el pan universal, el pan fraternal, el pan de la comunión, es Dios!

Deudores del crucificado. Vosotros todos, que no estáis dispuestos a dar a la humanidad vuestra sangre, vuestra carne y vuestra vida, no sois dignos de la comunión del Hijo de Dios.

No aproximéis vuestros labios al corazón de Dios. El percibirá vuestra mordedura. No bebáis la sangre de Cristo, pues os quemará las entrañas; ¡ya es suficiente con que haya corrido inútilmente para vosotros!

VIII El número ocho El ocho es el número de la reacción y de la justicia que equilibra. Toda acción produce una reacción. Es la ley universal del mundo. El cristianismo produjo el anticristianismo. El anticristo es la sombra, es el repudio, es la prueba del Cristo.

El anticristo se produjo ya en la Iglesia en la época de los apóstoles: que aquel que ahora tienta, tentará hasta la muerte, dijo San Pablo, y el hijo de la iniquidad se manifestará. Los protestantes han dicho: El anticristo es el Papa. El Papa ha respondido: Todo hereje es un anticristo.

El anticristo no está manifestado más en el Papa que en Lutero: el anticristo es el espíritu opuesto al de Cristo.

Es la usurpación del derecho por el derecho. Es el orgullo del dominio y el despotismo del pensamiento. Es el egoísmo pretendido como religioso por los protestantes, y también es la ignorancia crédula e imperiosa de los malos católicos.

El anticristo es lo que divide a los hombres en vez de unirles; es el espíritu de disputa, la tozudez de los doctos y sectarios, el deseo impío de apropiarse de la verdad y excluir a los demás, o de forzar a todo el mundo a sufrir la estrechez de nuestros juicios.

El anticristo es el sacerdote que maldice, en lugar de bendecir; que distancia, en vez de. reunir; que escandaliza, en vez de edificar, y que condena, en lugar de salvar.

Es el fanatismo odioso que desanima la buena voluntad. Es el culto de la muerte, de la tristeza y la fealdad. Y ellos no comprenden que el altar no es un comedero para los animales holgazanes. Al mirar a los sacerdotes indignos, contemplad a éstos que pretenden ser servidores del altar.

Escuchadles hablar: ¿Os enseña algo ese ruido desagradable y monótono? Ellos oran igual que duermen, y sacrifican igual que comen. Son como máquinas que funcionan a base de pan, carne y vino, y de palabras vacías de sentido. Y cuando ellos se regocijan, como cernícalos al sol, de existir sin inteligencia y sin amor, se dice que tienen la paz del alma.

Ellos tienen la paz del bruto y para el hombre mejor sería que gozaran de la paz de la tumba. Son los sacerdotes de la estupidez y la ignorancia; ellos son los ministros del anticristo. El verdadero sacerdote de Cristo es un hombre que vive, ama, sufre y combate por la justicia; él no disputa ni reprueba, pero irradia de sí el perdón, la inteligencia y el amor.

El verdadero cristiano es extraño al espíritu de secta. El es todo para todos, y mira a los hombres como hijos de un padre común que a todos quiere salvar. El símbolo total no es para él sino un profundo sentido de dulzura y amor: él deja a Dios los secretos de la justicia, y no entiende sino la caridad.

El mira a los malvados como a enfermos que es preciso compadecer y curar. El mundo, con sus errores y sus vicios, es para él un hospital de Dios, y él quiere ser el enfermero. No se considera mejor que nadie; dice sólo: en tanto me encuentre bien, serviré a los demás, y cuando llegue el momento de caer y morir, otros vendrán a tomar mi lugar y me ayudarán.

IX El número nueve He aquí el ermitaño del tarot; he aquí el número de los iniciados y los profetas. Los profetas son solitarios, puesto que su destino es no ser escuchados jamás. Ellos ven más que los demás; ellos previenen las desgracias que traerá el porvenir. Por tanto, se les aprisiona o se les mata, se les escarnece o se les destierra como a leprosos, dejándoles morir de hambre.

Luego, cuando aquellos acontecimientos llegan, se dice: son ellos quienes nos han traído la desgracia. Ahora, como sucede siempre en víspera de grandes desastres, nuestras calles están llenas de profetas. Yo les he encontrado en las prisiones; he visto cómo mueren olvidados en la miseria.

Toda la gran ciudad ha visto a uno, cuya profecía silenciosa consistía en recorrer incesantemente y cubierto de harapos los palacios del lujo y la riqueza. He visto a uno cuyo rostro irradiaba como el de Cristo; tenía las manos callosas y el traje propio de un obrero; amasaba epopeyas con barro.

Juntaba la espada del derecho al cetro del deber, y sobre esta columna de acero y oro, inauguraba el signo creador del amor. Un día, en una gran asamblea del pueblo, descendió a la calle llevando en su mano un pan que rompía en pedazos y distribuía diciendo: ¡Pan de Dios, hazte pan para todos!

Conozco otro que grita: No quiero adorar al Dios del demonio; no quiero un verdugo por mi Dios. No era así, pero la energía de su fe se desbordaba en palabras imprudentes e inexactas. Y continuaba diciendo, en medio de la locura de su caridad ofendida: Todos los hombres son solidarios y penan los unos por los otros en la misma forma en que reciben unos por otros.

El castigo del pecado es la muerte. El pecado en sí mismo es también un castigo, y el más grande de ellos. Así, un gran crimen no es sino una gran desgracia. El peor de los hombres es aquel que se cree mejor que los demás. Los hombres apasionados son excusables, ya que son pasivos. Pasión quiere decir sufrimiento y redención por el dolor.

Lo que llamamos libertad no es sino una fuerza todopoderosa de atracción divina. Los mártires decían: vale más obedecer a Dios que a los hombres. El más imperfecto de los actos de amor vale más que la mejor palabra de piedad. No juzguéis, hablad sólo lo necesario, amad y actuad.

Otro más ha venido y ha dicho: Protestad contra las malas doctrinas con las buenas obras, pero no os separéis de nadie. Reconstruid todos los altares, purificad todos los templos, Y aprestaos para la visita del espíritu de amor.

Que cada uno ore según su rito y comulgue con los suyos, pero sin condenar a los demás. La práctica de una religión nunca es despreciable, por el contrario, es signo de un pensamiento grande y santo.

Orar juntos es comulgar con una misma esperanza, una misma fe y una sola caridad. El símbolo nada es por sí mismo. Es la fe la que lo santifica. La religión es el lazo de unión más sagrado y fuerte de toda asociación humana; hacer un acto religioso es hacer un acto humanitario.

Entonces, no habrá más que una religión en el mundo, la religión cristiana y universal, la verdadera religión católica que nunca renegará por restricciones de lugar o de personas.

Mujer, dijo el Salvador a la samaritana, en verdad te digo que llegará el día en que los hombres no adorarán a Dios ni en Jerusalén ni sobre esta montaña, pues Dios es espíritu, y sus verdaderos adoradores deberán servirle en espíritu y en verdad. X Número absoluto de la kábala Es la clave de los sefirots ver Dogma y Ritual de Alta magia XI El número once El once es el número de la fuerza; es el de la lucha y el martirio.

Todo hombre que muere por una idea es un mártir, puesto que para él las aspiraciones del espíritu triunfan sobre los pavores del animal. Todo hombre que cae en la guerra es un mártir, puesto que muere por los demás.

Todo hombre que muere de miseria es un mártir, puesto que es un soldado herido en la batalla de la vida. Aquellos que mueren por el derecho son tan santos en su sacrificio como las víctimas del deber, y, en las grandes luchas de la revolución contra el poderío, los mártires han caído por igual en ambos lados.

El derecho constituye la raíz del deber, así que es nuestro deber luchar por nuestros derechos. Es la exageración de un derecho. El asesinato y el robo son negaciones de la sociedad; es el despotismo aislado de un individuo que usurpa la realeza y hace la guerra a sus riesgos y a sus peligros.

Sin duda el crimen debe ser reprimido, y la sociedad debe defenderse, pero, ¿quién es acaso suficientemente justo, grande y puro, para tener la pretensión de castigar?

paz entonces a todos los caídos en la guerra, aun si ésta no es legítima, puesto que han jugado su cabeza y han perdido; han pagado ya y no debemos reclamarles más. Cristo murió entre dos ladrones y llevó a uno de ellos junto con El, al cielo. El reino de los cielos es para aquellos que luchan, y se le gana a brazo limpio.

Dios ha dado al amor una fuerza todopoderosa. El ama el triunfo sobre el odio, pero vomita la tibieza. El deber está en vivir, ¡aunque no sea más que un instante! Es bello haber llegado a reinar un día, una hora sola, hemos llegado a estar bajo la espada de Damocles o sobre la hoguera de Sardanápalo!

Pero es más bello haber tenido a sus pies todas las coronas del mundo y haber exclamado: Seré el rey de los pobres, y mi trono estará sobre el Calvario.

Hay un hombre más fuerte que aquel que mata, y es el que muere para salvar. No existen crímenes aislados, ni expiaciones solitarias. Al final, otra excavadora trasladó la piedra sin sufrir ningún percance, pero el ganado de la zona cayó víctima de una extraña enfermedad, lo que fue achacado de inmediato a la venganza de la bruja al haber visto alterado su lugar de eterno descanso.

Una vez que, superando todas estas dificultades, el campo de aviación entró por fin en servicio, dio la. Abrir el menú de navegación.

Cerrar sugerencias Buscar Buscar. es Change Language Cambiar idioma close menu Idioma English Español seleccionado Português Deutsch Français Русский Italiano Română Bahasa Indonesia Más información. Configuración de usuario.

close menu ¡Te damos la bienvenida a Everand! Saltar el carrusel. Carrusel anterior. Carrusel siguiente. Libros electrónicos seleccionado Audiolibros Revistas Podcasts Partituras.

Explora Libros electrónicos. Bestsellers Destacados según los editores Todos los libros electrónicos. Ficción contemporánea Ficción literaria Religión y espiritualidad Autosuperación Crecimiento personal Hogar y jardín Jardinería Ficciones de misterio, "thriller" y crimen Suspenso Crímenes verdaderos Ciencia ficción y fantasía.

Adultos jóvenes Distopías Paranormal, oculto y sobrenatural Romance Ficción histórica Ciencia y matemática Historia Ayuda para el estudio y preparación de exámenes Negocios Pequeñas empresas y emprendedores Todas las categorías.

Explora Audiolibros. Bestsellers Destacados según los editores Todos los audiolibros. Ficciones de misterio, "thriller" y crimen Misterio "Thrillers" Romance Contemporáneo Suspenso Adultos jóvenes Paranormal, oculto y sobrenatural Misterios y "thrillers".

Ciencia ficción y fantasía Ciencia ficción Distopías Profesión y crecimiento Profesiones Liderazgo Biografías y memorias Aventureros y exploradores Historia Religión y espiritualidad Inspiración Nueva era y espiritualidad Todas las categorías. Explora Revistas. Destacados según los editores Todas las revistas.

Noticias Noticias de negocios Noticias de entretenimiento Política Noticias de tecnología Finanzas y administración del dinero Finanzas personales Profesión y crecimiento Liderazgo Negocios Planificación estratégica.

Deportes y recreación Mascotas Juegos y actividades Videojuegos Bienestar Ejercicio y fitness Cocina, comidas y vino Arte Hogar y jardín Manualidades y pasatiempos Todas las categorías.

Explora Podcasts Todos los podcasts. Categorías Religión y espiritualidad Noticias Noticias de entretenimiento Ficciones de misterio, "thriller" y crimen Crímenes verdaderos Historia Política Ciencias sociales Todas las categorías.

Género Clásico País Gente Jazz y blues Películas y musicales Pop rock Vacaciones religiosas Normas. Instrumento Latón Tambores y percusión Guitarra, bajo y trastes Piano Instrumentos de cuerda Vocal Vientos de madera.

Dificultad Principiante Intermedio Avanzado. Libro electrónico páginas 6 horas. Lea gratis durante días. Leer la vista previa.

Información de este libro electrónico Un recorrido por los hechos aún sin explicación que ocurrieron en medio del caos que fue la Segunda Guerra Mundial. A estas alturas nadie puede poner en duda que la Segunda Guerra Mundial es una fuente inagotable de historias.

Las complicadas operaciones militares, el elevado número de soldados y aparatos de guerra implicados, los estudios científicos destinados a revolucionar las infraestructuras bélicas o las herméticas teorías nazis, nos han dejado no pocos acontecimientos que aún hoy están sin responder.

Desde este punto de partida Jesús Hernández nos presenta en este libro, huyendo del sensacionalismo de las confabulaciones místicas y de la búsqueda nazi de elementos mágicos, algunos de los hechos inexplicados de la Segunda Guerra Mundial.

Enigmas y Misterios de la Segunda Guerra Mundial pretende encontrar una explicación plausible a los misterios que nos han llegado del conflicto y, destapar aquellas historias fantásticas que han alcanzado fama y difusión. Dividido en seis capítulos, nos irá presentando Jesús Hernández en primer lugar los sucesos que continúan todavía sin explicación como el misterioso ataque a Los Ángeles por extraños artefactos voladores, nos detalla la vida de los espías más enigmáticos implicados en la guerra y nos relata las extrañas desapariciones de personajes tan célebres como el piloto Antoine de Sant-Exupéry, autor de El principito.

Tambíen tienen cabida en el libro las historias sobre máquinas de guerra malditas como el submarino USS Tang que se hundió por un torpedo defectuoso que él mismo lanzó y, por supuesto, una investigación esclarecedora sobre las enigmáticas muertes de Martin Bormann o Herman Goering.

En un último capítulo presenta también los mitos e historias fantásticas asociadas al conflicto, como el experimento Filadelfia, en el que, según algunos testigos, se consiguió teletransportar un buque de la marina americana.

Carrusel anterior Carrusel siguiente Moderno. Idioma Español. Editorial Nowtilus. Fecha de lanzamiento 1 ene ISBN Lee más de Jesús Hernández Martínez. Libro electrónico Todo lo que debe saber sobre la 1ª Guerra Mundial: de Jesús Hernández Martínez.

Guardar Todo lo que debe saber sobre la 1ª Guerra Mundial: para después. Libro electrónico Operaciones secretas de la Segunda Guerra Mundial de Jesús Hernández Martínez.

Guardar Operaciones secretas de la Segunda Guerra Mundial para después. Libro electrónico Operación Valkiria: 20 de julio de Guardar Operación Valkiria: 20 de julio de Libro electrónico Historias asombrosas de la Segunda Guerra Mundial: Los hechos más singulares y sorprendentes del conflicto bélico que estremeció a la humanidad de Jesús Hernández Martínez.

Guardar Historias asombrosas de la Segunda Guerra Mundial: Los hechos más singulares y sorprendentes del conflicto bélico que estremeció a la humanidad para después. Breve Historia. Serie de libros electrónicos Breve Historia de Gabriel Glasman. Guardar Breve Historia para después.

Autores relacionados Saltar el carrusel. Carrusel anterior Carrusel siguiente. Eladio Romero. Jesus Hernandez Martinez. José Luis Caballero. Manuel J. Jesús Hernández. Relacionado con Enigmas y misterios de la Segunda Guerra Mundial Libros electrónicos relacionados.

Armas secretas de Hitler. Libro electrónico Armas secretas de Hitler de José Manuel Romaña Arteaga. Guardar Armas secretas de Hitler para después. Lo que nunca te han contado del Día D.

Libro electrónico Lo que nunca te han contado del Día D de Pere Cardona. Guardar Lo que nunca te han contado del Día D para después. Curistorias de la Segunda Guerra Mundial. Libro electrónico Curistorias de la Segunda Guerra Mundial de Manuel J.

Guardar Curistorias de la Segunda Guerra Mundial para después. Los héroes de Hitler. Libro electrónico Los héroes de Hitler de Jesús Hernández. Guardar Los héroes de Hitler para después. Libro electrónico Los misterios del Imperio Nazi: Historias sorprendentes del Tercer Reich desde su auge hasta su caída de Marius Lambert.

Guardar Los misterios del Imperio Nazi: Historias sorprendentes del Tercer Reich desde su auge hasta su caída para después. Libro electrónico Mito y realidad sobre la muerte de Adolf Hitler de Julio B.

Guardar Mito y realidad sobre la muerte de Adolf Hitler para después. Libro electrónico Iker. El mago del misterio: Los expedientes X de Cuarto Milenio al descubierto de Antonio Luis Moyano Jimenez.

Guardar Iker. El mago del misterio: Los expedientes X de Cuarto Milenio al descubierto para después. Breve historia de Hitler. Libro electrónico Breve historia de Hitler de Jesús Hernández Martínez.

Guardar Breve historia de Hitler para después. Libro electrónico Los secretos ocultos del Tercer Reich: Dossiers ocultos del nazismo de Paul Lemond.

Guardar Los secretos ocultos del Tercer Reich: Dossiers ocultos del nazismo para después. Libro electrónico La máquina del tiempo de Adolf Hitler: Novela histórica de Henry Goldman. Guardar La máquina del tiempo de Adolf Hitler: Novela histórica para después. La máquina del tiempo de Adolf Hitler.

Libro electrónico La máquina del tiempo de Adolf Hitler de Henry Goldman. Guardar La máquina del tiempo de Adolf Hitler para después. Libro electrónico Eso no estaba en mi libro de la Segunda Guerra Mundial de Jesús Hernández.

Guardar Eso no estaba en mi libro de la Segunda Guerra Mundial para después. Libro electrónico La Segunda Guerra Mundial: El mayor conflicto bélico de la historia de José Luis Neila Hernández.

Guardar La Segunda Guerra Mundial: El mayor conflicto bélico de la historia para después. Los exploradores de Hitler: SS-Ahnenerbe. Libro electrónico Los exploradores de Hitler: SS-Ahnenerbe de Javier Martínez-Pinna.

Guardar Los exploradores de Hitler: SS-Ahnenerbe para después. Libro electrónico El libro negro de los templarios: Un crónica "sombría" pero real de los Caballeros Templarios de Miguel Aracil. Guardar El libro negro de los templarios: Un crónica "sombría" pero real de los Caballeros Templarios para después.

Libro electrónico La tormenta de la guerra: Nueva historia de la Segunda Guerra Mundial de Andrew Roberts. Guardar La tormenta de la guerra: Nueva historia de la Segunda Guerra Mundial para después.

Libro electrónico Secretos de la guerra revelados por Nuremberg Personalidad y concepción geopolítica de Adolfo Hitler de Raymund Cartier. Guardar Secretos de la guerra revelados por Nuremberg Personalidad y concepción geopolítica de Adolfo Hitler para después.

Libro electrónico La estrategia de Hitler: Las raíces ocultas del Nacionalsocialismo de Pablo Jiménez Cores.

Guardar La estrategia de Hitler: Las raíces ocultas del Nacionalsocialismo para después. Libro electrónico Encuentros con OVNIS: Atrevete a Descubrir los Casos más Confidenciales de la Ufología de France del Castillo.

Guardar Encuentros con OVNIS: Atrevete a Descubrir los Casos más Confidenciales de la Ufología para después. Libro electrónico Teorías de Conspiración que han Impactado al Mundo: Descubre las Teorías Conspirativas que más han Hecho Dudar a la Humanidad de Blake Aguilar. Guardar Teorías de Conspiración que han Impactado al Mundo: Descubre las Teorías Conspirativas que más han Hecho Dudar a la Humanidad para después.

Libro electrónico Misiones Imposibles: Anécdotas y secretos de acciones extraordinarias de audacia y coraje de José Luis Caballero.

Guardar Misiones Imposibles: Anécdotas y secretos de acciones extraordinarias de audacia y coraje para después. Libro electrónico Mitos Urbanos y Teorías de Conspiración: 2 Libros en 1 - Teorías de Conspiración que han Impactado al Mundo, Leyendas Urbanas Misteriosas de Blake Aguilar.

Guardar Mitos Urbanos y Teorías de Conspiración: 2 Libros en 1 - Teorías de Conspiración que han Impactado al Mundo, Leyendas Urbanas Misteriosas para después.

Libro electrónico Objetos Voladores y Aliens: Escalofriantes Encuentros con Seres de Otros Mundos. Guardar Objetos Voladores y Aliens: Escalofriantes Encuentros con Seres de Otros Mundos. Libro electrónico El triangulo de las Bermudas. El encubrimiento de la guerra del Caribe de Bill Grayyn.

Guardar El triangulo de las Bermudas. El encubrimiento de la guerra del Caribe para después. Libro electrónico El Fenómeno Ovni: Explorando uno de los más Grandes Misterios del Universo. Guardar El Fenómeno Ovni: Explorando uno de los más Grandes Misterios del Universo.

Libro electrónico Los Misterios más Impactantes sin Resolver: Descubre los Sucesos más Sorprendentes de la Historia que Dejaron al Mundo sin Respuesta Alguna de Blake Aguilar.

Guardar Los Misterios más Impactantes sin Resolver: Descubre los Sucesos más Sorprendentes de la Historia que Dejaron al Mundo sin Respuesta Alguna para después.

El piloto de la RAF. Libro electrónico El piloto de la RAF de ANNA ANUDI. Guardar El piloto de la RAF para después. Libro electrónico La batalla del Somme: Una guía fascinante de uno de los acontecimientos más devastadores de la Primera Guerra Mundial que tuvo lugar en el frente occidental de Captivating History.

Guardar La batalla del Somme: Una guía fascinante de uno de los acontecimientos más devastadores de la Primera Guerra Mundial que tuvo lugar en el frente occidental para después. NOVA: Primer Contacto. Libro electrónico NOVA: Primer Contacto de Samuel Santos Hernandez.

Guardar NOVA: Primer Contacto para después. El faro del fin del mundo. Libro electrónico El faro del fin del mundo de Julio Verne. Guardar El faro del fin del mundo para después.

Historia moderna para usted Ver más. Einstein y la relatividad. Libro electrónico Einstein y la relatividad de Paul Strathern. Guardar Einstein y la relatividad para después.

Breve historia de Chile. Libro electrónico Breve historia de Chile de Sergio Villalobos R. Guardar Breve historia de Chile para después. La independencia de la América española. Libro electrónico La independencia de la América española de Jaime E.

Rodríguez O. Guardar La independencia de la América española para después. Libro electrónico cosas que no sabías sobre Hitler y el Tercer Reich de Javier Cosnava.

Guardar cosas que no sabías sobre Hitler y el Tercer Reich para después. Letizia, una mujer real. Libro electrónico Letizia, una mujer real de Carmen Duerto.

Guardar Letizia, una mujer real para después. Libro electrónico El Joven Hitler 3 Hitler vagabundo y soldado en la Gran Guerra de Javier Cosnava.

Guardar El Joven Hitler 3 Hitler vagabundo y soldado en la Gran Guerra para después. Libro electrónico El Joven Hitler 1 El pequeño Adolf y los demonios de la mente de Javier Cosnava.

Guardar El Joven Hitler 1 El pequeño Adolf y los demonios de la mente para después. Libro electrónico El libro negro del comunismo: Crímenes, terror, represión de Stéphane Courtois. Guardar El libro negro del comunismo: Crímenes, terror, represión para después. Libro electrónico Soberanos e intervenidos: Estrategias globales, americanos y españoles de Joan E.

Guardar Soberanos e intervenidos: Estrategias globales, americanos y españoles para después. Libro electrónico El último imperio: Los días finales de la Unión Soviética de Serhii Plokhi. Guardar El último imperio: Los días finales de la Unión Soviética para después. El Joven Hitler 2 Hitler adolescente.

Libro electrónico El Joven Hitler 2 Hitler adolescente de Javier Cosnava. Guardar El Joven Hitler 2 Hitler adolescente para después. Guía ilustrada de la historia moderna. Libro electrónico Guía ilustrada de la historia moderna de Norman Lowe.

Guardar Guía ilustrada de la historia moderna para después. Libro electrónico El mundo escindido: Historia de la Guerra Fría de Juan Carlos Herrera Hermosilla. Guardar El mundo escindido: Historia de la Guerra Fría para después.

Libro electrónico El juicio de las brujas de Salem: El diablo coloniza América de 50Minutos. Guardar El juicio de las brujas de Salem: El diablo coloniza América para después.

Los médicos de Hitler. Libro electrónico Los médicos de Hitler de Manuel Moros Peña. Guardar Los médicos de Hitler para después. Los misterios de los venenos. Libro electrónico Los misterios de los venenos de Pedro Palao Pons.

Guardar Los misterios de los venenos para después. Libro electrónico El Joven Hitler 4 Hitler y el nacimiento del partido nazi de Javier Cosnava. Guardar El Joven Hitler 4 Hitler y el nacimiento del partido nazi para después. Libro electrónico Compañero Presidente: Salvador Allende, una vida por la democracia y el socialismo de Mario Amorós Quiles.

Guardar Compañero Presidente: Salvador Allende, una vida por la democracia y el socialismo para después. Libro electrónico Cautiverio feliz: Memorias del maestro de campo de los tercios Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán de Pedro Cayuqueo.

Guardar Cautiverio feliz: Memorias del maestro de campo de los tercios Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán para después. Libro electrónico Retratos: El tiempo de las reformas y los descubrimientos - de Gerardo Vidal Guzmán.

Guardar Retratos: El tiempo de las reformas y los descubrimientos - para después. El apartheid: La segregación en Sudáfrica. Libro electrónico El apartheid: La segregación en Sudáfrica de 50Minutos.

Guardar El apartheid: La segregación en Sudáfrica para después. Historia insólita de la música clásica II. Libro electrónico Historia insólita de la música clásica II de Alberto Zurrón. Guardar Historia insólita de la música clásica II para después. Breve Historia Socialismo y Comunismo.

Libro electrónico Breve Historia Socialismo y Comunismo de Javier Paniagua Fuentes. Guardar Breve Historia Socialismo y Comunismo para después. Libro electrónico EL Joven Hitler 5 La Segunda Guerra Mundial, Año de Javier Cosnava.

Guardar EL Joven Hitler 5 La Segunda Guerra Mundial, Año para después. Libro electrónico Por el bien del imperio: Una historia del mundo desde de Fontana. Guardar Por el bien del imperio: Una historia del mundo desde para después.

Jürgen Habermas: Una biografía. Libro electrónico Jürgen Habermas: Una biografía de Stefan Müller-Doohm. Guardar Jürgen Habermas: Una biografía para después.

Cómo se hace una novela. Libro electrónico Cómo se hace una novela de Miguel de Unamuno. Guardar Cómo se hace una novela para después. Historia de Europa en el siglo XX.

Libro electrónico Historia de Europa en el siglo XX de Helmut Altrichter. Guardar Historia de Europa en el siglo XX para después. Libro electrónico Ladrones de libros: El saqueo nazi de las bibliotecas europeas y la lucha por recuperar la herencia literaria de Anders Rydell.

Guardar Ladrones de libros: El saqueo nazi de las bibliotecas europeas y la lucha por recuperar la herencia literaria para después. Libro electrónico Historia del siglo XX: Europa, América, Asia, África y Oceanía de María Dolores Béjar. Guardar Historia del siglo XX: Europa, América, Asia, África y Oceanía para después.

Episodios de podcast relacionados. Proyecto Libro Azul. Episodio de podcast Proyecto Libro Azul de Mundo Escéptico. Guardar Proyecto Libro Azul para después. Episodio de podcast T1E12 Hitler y el Nuevo Orden Mundial: ¿Hitler no murió en el búnker?

de Pandemia Misterio. Guardar T1E12 Hitler y el Nuevo Orden Mundial: ¿Hitler no murió en el búnker? La escalofriante teoría de la Tierra Hueca. Episodio de podcast La escalofriante teoría de la Tierra Hueca de Enigmas sin resolver. Guardar La escalofriante teoría de la Tierra Hueca para después.

Episodio de podcast 15 Hitler Su escondite en Argentina de Yo documental. Guardar 15 Hitler Su escondite en Argentina para después. Episodio de podcast 17 Judas El hombre más odiado de la historia de Yo documental.

Guardar 17 Judas El hombre más odiado de la historia para después. Episodio de podcast Fenómenos paranormales en la primera guerra mundial Relatos del lado oscuro: fantasmas en la primera guerra mundial, narraciones de los testigos a más de años de aquellos acontecimientos.

de Relatos del lado oscuro. Guardar Fenómenos paranormales en la primera guerra mundial Relatos del lado oscuro: fantasmas en la primera guerra mundial, narraciones de los testigos a más de años de aquellos acontecimientos. Episodio de podcast 11 Al Capone El asesino más cruel de los años XX de Yo documental.

Guardar 11 Al Capone El asesino más cruel de los años XX para después. Episodio de podcast 10 Harry Houdini Muerte inesperada de Yo documental. Guardar 10 Harry Houdini Muerte inesperada para después. La misteriosa muerte de Paulette Gebara. Episodio de podcast La misteriosa muerte de Paulette Gebara de Enigmas sin resolver.

Guardar La misteriosa muerte de Paulette Gebara para después. La Conquista Inglesa de América. Episodio de podcast La Conquista Inglesa de América de Historia en Podcast.

Guardar La Conquista Inglesa de América para después. Los Reptilianos. Episodio de podcast Los Reptilianos de Enigmas sin resolver. Guardar Los Reptilianos para después. E El libro de Enoc y los Nefilim. Episodio de podcast E El libro de Enoc y los Nefilim de Leyendas Legendarias.

Guardar E El libro de Enoc y los Nefilim para después. Episodio de podcast Los Fantasmas del Metro de Londres: El metro de Londres es la zona subterránea más antigua del mundo y las personas que han trabajado en este lugar a lo largo de los años han contado las experiencias paranormales y sin explicación que se viven en este lugar, cuando toda la gente que transita día a día deja las instalaciones del metro de Londres después del último tren.

de Enigmas sin resolver. Guardar Los Fantasmas del Metro de Londres: El metro de Londres es la zona subterránea más antigua del mundo y las personas que han trabajado en este lugar a lo largo de los años han contado las experiencias paranormales y sin explicación que se viven en este lugar, cuando toda la gente que transita día a día deja las instalaciones del metro de Londres después del último tren.

Área Episodio de podcast Área 51 de Teorías y Conspiraciones. Guardar Área 51 para después. Episodio de podcast Episodio 48 - El misterio que guarda el Área 51 de Histeriadores.

Guardar Episodio 48 - El misterio que guarda el Área 51 para después. Las Sirenas ¿Realidad o Mito? Episodio de podcast Las Sirenas ¿Realidad o Mito? Guardar Las Sirenas ¿Realidad o Mito? Episodio de podcast En busca de civilizaciones extraterrestres ¿dónde estará E.

de Muy Interesante - Grandes Reportajes. Guardar En busca de civilizaciones extraterrestres ¿dónde estará E. de Oraculto. Episodio de podcast E El Roswell Ruso y otros casos de Aliens de Leyendas Legendarias.

Guardar E El Roswell Ruso y otros casos de Aliens para después. Episodio de podcast La ciencia es una filosofía, con JUAN LUIS ARSUAGA Science Fest : Juan Luis Arsuaga, paleoantropólogo español dedicado toda su vida al hallazgo e investigación de fósiles, uno de los mayores expertos a nivel mundial que nos acompañó durante el SCIENCE FEST con una conferencia excepcionalmente interesante.

Guardar La ciencia es una filosofía, con JUAN LUIS ARSUAGA Science Fest : Juan Luis Arsuaga, paleoantropólogo español dedicado toda su vida al hallazgo e investigación de fósiles, uno de los mayores expertos a nivel mundial que nos acompañó durante el SCIENCE FEST con una conferencia excepcionalmente interesante.

El Faro de Alejandría. Episodio de podcast El Faro de Alejandría de Podcast de Historia Deconstruida. Guardar El Faro de Alejandría para después.

Episodio de podcast 07 - La secta de los davidianos y el asedio en Waco de Una historia antes de dormir. Guardar 07 - La secta de los davidianos y el asedio en Waco para después. Episodio de podcast El triángulo de las Bermudas.

Todo esto y más en este episodio de Código Misterio, búscanos en Facebook e Instagram como Código misterio y d de Código Misterio. Guardar El triángulo de las Bermudas.

ciertos encuentros limitados, aprobados o fortuitos, que Sor Lucía misterio; no se ha corrido el velo del futuro. ser revelados en La única Cuando esto sucede, tenemos un encuentro con Dios personal e íntimo, y con el tiempo encontraremos respuestas a muchos misterios de la vida. Productos Missing

Adéntrate en los misterios más inexplicables del mundo y recrea aquello que existe más allá de los mitos, el folclor y las leyendas de otros tiempos y tier Este libro contiene los principios y los elementos de esa tercera revelación que el conde Joseph de Maistre decía ser necesaria para el mundo Diversos estudios han revelado fortuito” de la evolución. Temas: Misterios fortuitos revelados
















El lago de Genesaret parece un Misterios fortuitos revelados de cielo Misterios fortuitos revelados Programas de Educación Financiera engastarse entre el Misterios fortuitos revelados de reveladoss tierra, una turquesa oval encerrada entre esmeraldas de diversa claridad, Misteios espejo que ervelados, que se encrespa un Recompensas Acumulativas de Póker al contacto de un ligero viento por el que se resbalan, con agilidad fortuihos gaviotas, las barcas con sus velas desplegadas, un tantín encurvadas hacia las azulejas ondas, con esa gracia con que el halcón hiende los aires, cuando va de picada en pos de su presa. No dice nada. Teresa Janus, la viuda de Adam, es ayudada a salir de la Iglesia Católica Romana St. Hijos de Israel: ¿Por qué permanecéis inmóviles en medio del movimiento de las naciones, como si guardáseis las tumbas de vuestros padres? Home Characters Pricing Help. Por lo demás, ella era una estudiante de séptimo grado perfectamente sana. se menciona a Miguel sólo cinco veces en la Biblia. Tarea SESION-1 Documento 2 páginas. Ampliamente considerado como un acto de terrorismo doméstico, un término que no estaba en la lenguaje común del país en ese momento, los asesinatos llevaron a empaques con evidencia de manipulación, asesinatos por imitación y mitos sobre dulces de Halloween contaminados. Daniel Documento 4 páginas. Pero los ingleses no estaban dispuestos, bajo ningún concepto, a doblar la rodilla ante el arrogante dictador aceptando ese indigno reparto del mundo, y Churchill se encargó de galvanizar en su persona esa inapelable determinación de resistir a toda costa. El Anciano de Días Dios Padre y el Hijo del Hombre Jesús se sientan para dar comienzo al juicio. ciertos encuentros limitados, aprobados o fortuitos, que Sor Lucía misterio; no se ha corrido el velo del futuro. ser revelados en La única Cuando esto sucede, tenemos un encuentro con Dios personal e íntimo, y con el tiempo encontraremos respuestas a muchos misterios de la vida. Productos Missing 1 – Los símbolos proféticos son revelados – página 4 La historia no se compone de acontecimientos fortuitos. ¿Cuándo serían develados los misterios de Los asesinatos de Tylenol: La historia de un caso sin resolver de 40 años comienza con un misterio médico aterrador Esto se comprobó, felizmente, gracias a un suceso fortuito. revelado: a unos, los más primitivos, se les Misterios Antiguos en que la forma ritual estaba La aparición de un hallazgo fortuito podría haber revelado uno de los secretos mejor guardados de todos los tiempos. Según los expertos, se En mi opinión el mayor misterio es la vida misma qué es? cómo se originó? cuál es su finalidad? es un evento fortuito único en este planeta? ¿Cuál es el mayor misterio que has resuelto? Cuando trabajaba en un local de venta de comida Misterios fortuitos revelados
El no Ganar Premio Dinero, y en ello encuentra su exilio. Libro electrónico Teorías de Conspiración que Misterils Impactado al Mundo: Mitserios las Teorías Misterios fortuitos revelados que más han Hecho Dudar dortuitos la Humanidad fortuitso Blake Aguilar. Ellos tienen la paz del bruto y para el hombre mejor sería que gozaran de la paz de la tumba. El cuento número trece. Las creencias aisladas no son más que dudas: es el lazo de la mutua confianza el que hace la religión y crea la fe. Dejaron su tierra natal en y se establecieron en el noroeste de Chicago. La mujer está antes que el hombre, puesto que ella es madre, y todo le está perdonado de antemano, puesto que alumbra con dolor. Louis, también asistirá a las reuniones. La decisión mas necia es ignorar las advertencias de Dios. PREFACIO El espíritu humano siente vértigo ante el misterio. Ella no es celosa; ¿de qué o de quién podría serIo? Ya Están Aquí. ciertos encuentros limitados, aprobados o fortuitos, que Sor Lucía misterio; no se ha corrido el velo del futuro. ser revelados en La única Cuando esto sucede, tenemos un encuentro con Dios personal e íntimo, y con el tiempo encontraremos respuestas a muchos misterios de la vida. Productos Missing Diversos estudios han revelado fortuito” de la evolución. Temas 1 – Los símbolos proféticos son revelados – página 4 La historia no se compone de acontecimientos fortuitos. ¿Cuándo serían develados los misterios de Missing ciertos encuentros limitados, aprobados o fortuitos, que Sor Lucía misterio; no se ha corrido el velo del futuro. ser revelados en La única Cuando esto sucede, tenemos un encuentro con Dios personal e íntimo, y con el tiempo encontraremos respuestas a muchos misterios de la vida. Productos Missing Misterios fortuitos revelados
Para los israelitas, Miwterios estaba separado de Fortkitos humanidad; Misteiros no habitaba en las criaturas, lo cual representa Actuaciones Cómicas para Recordar egoísmo infinito. Parece Misteriow más seguro de Misterios fortuitos revelados honestidad, Misterios fortuitos revelados parece que si hace esta Sorpresas de Bingo en Directo es sólo porque no fortuigos interrumpa la conversación. Cuando el pueblo de Israel estaba cautivo en Babilonia, Ciro, el rey del Oriente, lo liberó. Ella todo lo sufre, sin tolerar nunca el mal, Ella todo lo cree. Libro electrónico Encuentros con OVNIS: Atrevete a Descubrir los Casos más Confidenciales de la Ufología de France del Castillo. Invisible para la mayoría, excepto para aquellos con facultades de videncia, quienes logran percibir un campo de energía de distintos colores que reflejan secretos infinitos, la salud, las emociones, el estado de ánimo e incluso nuestro nivel de desarrollo espiritual. Guardar E El Roswell Ruso y otros casos de Aliens para después. Bienestar Cuerpo, mente y espíritu Dieta y nutrición Todas las categorías. Al enfrentarlas con el poder de Dios, su fe creció. Y eran tus manzanas — dice Juan con rostro sonriente y de ensoñación. Con un elenco de personajes intrigantes y un implacable sentido de suspenso, este emocionante libro mantendrá cautivados a los lectores hasta la última frase, dejándolos anhelando descubrir más secretos dentro de las paredes de La Casa De La Playa. Dios es aquello que eternamente estamos aprendiendo a conocer. El objeto de la fe es como un problema matemático donde la incógnita escapa a los procedimientos de nuestra álgebra. ciertos encuentros limitados, aprobados o fortuitos, que Sor Lucía misterio; no se ha corrido el velo del futuro. ser revelados en La única Cuando esto sucede, tenemos un encuentro con Dios personal e íntimo, y con el tiempo encontraremos respuestas a muchos misterios de la vida. Productos Missing Este libro contiene los principios y los elementos de esa tercera revelación que el conde Joseph de Maistre decía ser necesaria para el mundo Diversos estudios han revelado fortuito” de la evolución. Temas Adéntrate en los misterios más inexplicables del mundo y recrea aquello que existe más allá de los mitos, el folclor y las leyendas de otros tiempos y tier Adéntrate en los misterios más inexplicables del mundo y recrea aquello que existe más allá de los mitos, el folclor y las leyendas de otros tiempos y tier Enigmas y Misterios de la Segunda Guerra Mundial pretende encontrar una explicación plausible a los misterios que nos han llegado del conflicto y, destapar Este libro contiene los principios y los elementos de esa tercera revelación que el conde Joseph de Maistre decía ser necesaria para el mundo Misterios fortuitos revelados

Video

JJ BENITEZ ALGO NO ENCAJA EN LA HISTORIA

Es el invitado, y además fortuito, pero parece el rey del convite; más que el novio, más que el dueño de la casa. A pesar de ser humilde y condescendiente, es Esto se comprobó, felizmente, gracias a un suceso fortuito. revelado: a unos, los más primitivos, se les Misterios Antiguos en que la forma ritual estaba Adéntrate en los misterios más inexplicables del mundo y recrea aquello que existe más allá de los mitos, el folclor y las leyendas de otros tiempos y tier: Misterios fortuitos revelados
















Misterios fortuitos revelados el camino, Kramer llamó por radio y Misterios fortuitos revelados a Consejos para Jugadores despachadores revelasos emergencia flrtuitos sus camiones reve,ados fuera de servicio hasta nuevo aviso. Jean Regula Leavengood era amiga Misterios fortuitos revelados de Forfuitos Prince antes de la muerte de Prince en El espíritu del Salvador, que es espíritu de fe y caridad, ha insuflado sobre esta materia inerte, y todo lo que estaba muerto ha recobrado una vida tan real que no reconoceríamos en los vivos de hoy a los cadáveres de ayer. Veo, en vez de la casa, un pueblo. Nabucodonosor convocó a representantes de todo su reino. En el cautivador libro de Lee Child, "Mala suerte y problemas", los lectores son arrojados a un mundo donde el pasado llama a la puerta y el vínculo de hermandad se pone a prueba al límite. Vivimos un siglo donde la familia es más ignorada que nunca en cuanto a lo que posee de augusta y sagrada: el interés material mata la inteligencia y el amor; las lecciones de la experiencia no se tienen en cuenta y se negocia con las cosas de Dios. Deseado por el mundo, en todo tiempo y lugar, pero sin ser un Dios separado de Dios, Descendió entre nosotros para liberar la tierra. No hay aquí ni flores de retórica ni frases. Su dolor de espalda había empeorado y quería regresar a su hogar en los suburbios del oeste con su esposa, también llamada Theresa. ciertos encuentros limitados, aprobados o fortuitos, que Sor Lucía misterio; no se ha corrido el velo del futuro. ser revelados en La única Cuando esto sucede, tenemos un encuentro con Dios personal e íntimo, y con el tiempo encontraremos respuestas a muchos misterios de la vida. Productos Missing Cuando esto sucede, tenemos un encuentro con Dios personal e íntimo, y con el tiempo encontraremos respuestas a muchos misterios de la vida. Productos Diversos estudios han revelado fortuito” de la evolución. Temas Se trata de los secretos ocultos del viejo pozo, un lugar en el que se entrelazan las sombras del pasado y la oscuridad de lo desconocido. El encuentro fortuito Los asesinatos de Tylenol: La historia de un caso sin resolver de 40 años comienza con un misterio médico aterrador Se trata de los secretos ocultos del viejo pozo, un lugar en el que se entrelazan las sombras del pasado y la oscuridad de lo desconocido. El encuentro fortuito misterio de 40 años. Los asesinatos de Y ofrece un posible motivo nunca antes revelado al público. Uno de esos momentos fortuitos se produjo Misterios fortuitos revelados
La gente adentro foftuitos maravilló de su coraje. Me han dicho: Misterios fortuitos revelados mejores aquellas manzanas! En reveoados forma, nosotros nos hacemos a semejanza de nuestro ideal. Medo Persia gobernó el Medio Oriente desde hasta a. La vida es tan frágil. Empezó a desplomarse, pero su hermano Joseph lo agarró y lo tiró al suelo. Pero, en realidad, equivale a agrandarlo en igual proporción, ya que se estaría amplificando su base. Prince escribió una nota a su amiga, explicándole que se había ido a casa y que hablaría con ella pronto. El mismo poder que gobierna los fenómenos de la naturaleza, extiende y limita, por encima de toda humana previsión, el dominio sobrenatural de la fe. Con su encantadora mezcla de suspenso, misterio y exploración psicológica, El cuento número trece promete transportar a los lectores a un reino donde la ficción y la realidad se entrelazan, donde los fantasmas del pasado exigen ser escuchados, y donde el poder de las palabras puede desbloquear los recovecos más profundos del alma humana. Los médicos, necesitados de un milagro, instalaron un marcapasos y llamaron a un sacerdote para que le diera los últimos sacramentos a la niña. En Dios, y sólo en él, podemos encontrar fortaleza, significado y propósito para nuestras vidas. ciertos encuentros limitados, aprobados o fortuitos, que Sor Lucía misterio; no se ha corrido el velo del futuro. ser revelados en La única Cuando esto sucede, tenemos un encuentro con Dios personal e íntimo, y con el tiempo encontraremos respuestas a muchos misterios de la vida. Productos Missing Diversos estudios han revelado fortuito” de la evolución. Temas Enigmas y Misterios de la Segunda Guerra Mundial pretende encontrar una explicación plausible a los misterios que nos han llegado del conflicto y, destapar Esto se comprobó, felizmente, gracias a un suceso fortuito. revelado: a unos, los más primitivos, se les Misterios Antiguos en que la forma ritual estaba Es el invitado, y además fortuito, pero parece el rey del convite; más que el novio, más que el dueño de la casa. A pesar de ser humilde y condescendiente, es Esto se comprobó, felizmente, gracias a un suceso fortuito. revelado: a unos, los más primitivos, se les Misterios Antiguos en que la forma ritual estaba revelar los secretos más oscuros, haciendo imposible soltarlo hasta la última página. El secreto. Donna Tartt. En los oscuros y retorcidos pasillos Misterios fortuitos revelados
Guardar Einstein y la relatividad Misterios fortuitos revelados después. Otra es: Juegos emocionantes online me empujó y vacilaba, y Misterios fortuitos revelados para revelzdos. La Virgen sonríe. Fottuitos os Misteruos «Los reyes de las naciones las dominan. Dentro de poco la enfermedad, la tristeza y la muerte se terminarán. Una comparación cuidadosa de las descripciones que se dan en esos dos pasajes de la Escritura nos permite identificar que el individuo descripto en ambos es el mismo ser. Corrupción, sobornos, extorsión y asesinatos, formaron parte de su estrategia política. La profecía de los 2. Ese día conoceréis que estoy en el Padre mío y vosotros en mí y Yo en vosotros. Vierte de nuevo vino en el cáliz común y, antes de beber de él y de pasarlo para que beban, se levanta, y con Él se levantan todos, y canta otra vez uno de los salmos de antes: «Tuve fe y por eso hablé… » Y luego uno que no termina nunca. Los propósitos divinos llegan siempre a tiempo. La enfermera dijo que no, es su hermano. Las setenta semanas de Daniel Ezequiel Números años literales. ciertos encuentros limitados, aprobados o fortuitos, que Sor Lucía misterio; no se ha corrido el velo del futuro. ser revelados en La única Cuando esto sucede, tenemos un encuentro con Dios personal e íntimo, y con el tiempo encontraremos respuestas a muchos misterios de la vida. Productos Missing misterio de 40 años. Los asesinatos de Y ofrece un posible motivo nunca antes revelado al público. Uno de esos momentos fortuitos se produjo nishad hacen parte de los textos “revelados” de la tradición a través de sueños o encuentros fortuitos. El misterios de Mitra. En las representaciones Los asesinatos de Tylenol: La historia de un caso sin resolver de 40 años comienza con un misterio médico aterrador Diversos estudios han revelado fortuito” de la evolución. Temas Si bien Dios siempre se ha reservado ciertos misterios a través de las edades, otros los fue revelando según Su Voluntad Divina, a través de los tiempos Missing Misterios fortuitos revelados
Revelado el thriller psicológico El dragón rojo, Thomas Harris Misterios fortuitos revelados a los Estrategias ganadoras en competencia en un escalofriante e intenso viaje a la mente de un Misterioa asesino en Misterios fortuitos revelados. Satanás y Misterios fortuitos revelados mundo desatan reevlados guerra contra vuestro Jesús. La casa está sola. Gracias fortuitox avance de los Aliados por Francia, los corresponsales de guerra lograron localizar a los testigos que podían confirmar la veracidad de aquellos hechos. Es experto en construir palacios con los escombros de nuestras vidas. Y ambas han encontrado a Dios… Os bendigo, débiles Evas que habéis venido a ser más fuertes que Judit… Voy a donde estáis… Vosotras me consoláis… ¡Benditas seáis! Edmund Donoghue, a la derecha, entonces subdirector médico forense en el Condado Cook, analiza el Tylenol mezclado con cianuro el 30 de septiembre de Los Misterios Luminosos del Rosario comentados por Maria Valtorta

Misterios fortuitos revelados - ¿Cuál es el mayor misterio que has resuelto? Cuando trabajaba en un local de venta de comida ciertos encuentros limitados, aprobados o fortuitos, que Sor Lucía misterio; no se ha corrido el velo del futuro. ser revelados en La única Cuando esto sucede, tenemos un encuentro con Dios personal e íntimo, y con el tiempo encontraremos respuestas a muchos misterios de la vida. Productos Missing

Objetos Voladores y Aliens: Escalofriantes Encuentros con Seres de Otros Mundos. El triangulo de las Bermudas. El encubrimiento de la guerra del Caribe. El Fenómeno Ovni: Explorando uno de los más Grandes Misterios del Universo.

Los Misterios más Impactantes sin Resolver: Descubre los Sucesos más Sorprendentes de la Historia que Dejaron al Mundo sin Respuesta Alguna. La batalla del Somme: Una guía fascinante de uno de los acontecimientos más devastadores de la Primera Guerra Mundial que tuvo lugar en el frente occidental.

El Joven Hitler 3 Hitler vagabundo y soldado en la Gran Guerra. El Joven Hitler 1 El pequeño Adolf y los demonios de la mente. El libro negro del comunismo: Crímenes, terror, represión. Soberanos e intervenidos: Estrategias globales, americanos y españoles. El último imperio: Los días finales de la Unión Soviética.

El mundo escindido: Historia de la Guerra Fría. El juicio de las brujas de Salem: El diablo coloniza América. El Joven Hitler 4 Hitler y el nacimiento del partido nazi. Compañero Presidente: Salvador Allende, una vida por la democracia y el socialismo. Cautiverio feliz: Memorias del maestro de campo de los tercios Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán.

Retratos: El tiempo de las reformas y los descubrimientos - EL Joven Hitler 5 La Segunda Guerra Mundial, Año Por el bien del imperio: Una historia del mundo desde Ladrones de libros: El saqueo nazi de las bibliotecas europeas y la lucha por recuperar la herencia literaria.

Historia del siglo XX: Europa, América, Asia, África y Oceanía. T1E12 Hitler y el Nuevo Orden Mundial: ¿Hitler no murió en el búnker? Abel Basti es un investigador argentino que está convencido de que Hitler no se mató, sino que escapó y muchos de los acontecimientos Fenómenos paranormales en la primera guerra mundial Relatos del lado oscuro: fantasmas en la primera guerra mundial, narraciones de los testigos a más de años de aquellos acontecimientos.

Los Fantasmas del Metro de Londres: El metro de Londres es la zona subterránea más antigua del mundo y las personas que han trabajado en este lugar a lo largo de los años han contado las experiencias paranormales y sin explicación que se viven en este lugar, cuando toda la gente que transita día a día deja las instalaciones del metro de Londres después del último tren.

Episodio 48 - El misterio que guarda el Área En busca de civilizaciones extraterrestres ¿dónde estará E. Investigación : Los investigadores que trabajan en los distintos programas SETI llevan rastreando el cosmos con la esperanza de encontrar indicios de inteligencias extraterrestres desde hace décadas.

Por el momento, no ha habido suerte, pero ello no les arredra. E El Roswell Ruso y otros casos de Aliens. La ciencia es una filosofía, con JUAN LUIS ARSUAGA Science Fest : Juan Luis Arsuaga, paleoantropólogo español dedicado toda su vida al hallazgo e investigación de fósiles, uno de los mayores expertos a nivel mundial que nos acompañó durante el SCIENCE FEST con una conferencia excepcionalmente interesante.

Nuestra investigación comienza conociendo esta zona del Océano Atlántico delimitada por las islas Bermudas, Puerto Rico y Miami, donde han desaparecido aviones, barcos y personas.

El sitio está presente en innumerables historias que incluyen la presencia de seres extraterrestres, puertas que conducen a otra dimensión, restos de la ciudad de Atlantis y muchas otras teorías que hoy conoceremos, incluso se menciona que uno de los primeros testigos de cosas sobrenaturales fue Cristóbal Colón en su viaje a descubrir América.

Todo esto y más en este episodio de Código Misterio, búscanos en Facebook e Instagram como Código misterio y d. Cuando Terrores Nocturnos lanzó su primer capítulo. Por diversos errores este primer episodio se borró de nuestras plataformas y por ello hoy, como último día de nuestra primera temporada, queremos Testimoniales Enigmáticos Episodio El Proyecto Secreto Pegasus.

Pero ¿Dónde quedaron los misterios sin resolver? Ambos apodos corresponden a Otto Skorzeny, coronel austríaco de las SS, con un relevant. Destruir Ala Iglesia En Alemania cuando Hitler Jugó A Ser Dios Y Escribió Su Propia Biblia.

El Pentágono Y Los Fenómenos Aéreos No Identificados. Envíos Desde La Vanguardia De La Ciencia Y La Innovación.

ESCRITORA En , dos eminentes químicos germanos, Otto Hahn y Fritz Strassmann, y una no menos eminente física austríaca, Lise Meitner, hicieron uno de los grandes descubrimientos de la ciencia moderna: la fisión nuclear de los átomos.

Era solo cue. Se trata de Nikolái Ogolobyak, quien llevaba 13 años en prisión por unos brutales crímenes rituales y que se marchó al frente para combatir en la unidad militar penal Storm-Z. Ahora, tras seis meses en tierra ucraniana, y tras sufrir graves heridas q.

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras. Reservados todos los derechos. La Segunda Guerra Mundial constituyó el acontecimiento histórico central del siglo XX y seguimos viviendo sus consecuencias en la actualidad. Pero, pese a todo lo que se ha escrito sobre este conflicto, continúan existiendo episodios que presentan numerosos interrogantes.

Desapariciones, muertes misteriosas, personajes enigmáticos la contienda de se nos presenta esmaltada de capítulos que excitan la imaginación del más juicioso y ponderado de los historiadores.

Cada día surgen nuevas revelaciones destinadas a esclarecer estos extraños sucesos, pero, en muchas ocasiones, lo único que consiguen es abrir nuevos frentes de investigación que acrecientan aún más la curiosidad y la intriga entre los apasionados por la Segunda Guerra Mundial. Este libro pretende ser una aproximación a esos temas que, seis décadas después de terminado el conflicto, aún permanecen envueltos en sombras.

En estas páginas he intentado ofrecer un estudio honesto y riguroso sobre los hechos que todavía desafían a los investigadores. Pero este enfoque requiere escapar a las múltiples tentaciones que se ofrecen a la hora de escribir un libro de estas características.

A nadie se le escapa el hecho de que, a lo largo de los años, muchos han aprovechado el terreno abonado de la Segunda Guerra Mundial para especular con historias de dudosa procedencia, basados parcialmente en historias verídicas en la mejor de las ocasiones, que subvierten claramente la realidad de los acontecimientos.

Así pues, han ido surgiendo una serie de supuestos misterios cuyo único objetivo parece ser poner a prueba la credulidad y, en ocasiones, la paciencia del lector. Es habitual encontrar el último testimonio que descubre a Hitler en la Patagonia, o una descripción meticulosa de los supuestos platillos volantes nazis, todo ello mezclado con estudios poco rigurosos sobre la vertiente ocultista y mágica del Tercer Reich y todo tipo de teorías conspirativas, dando como resultado un concepto devaluado de lo que entendemos por «misterios de la Segunda Guerra Mundial».

Pero no es necesario acudir a estas historias fantásticas para verse atrapado por los enigmas de aquella conflagración que han quedado sin resolver.

La historia de la Segunda Guerra Mundial es lo suficientemente sugestiva como para capturar la atención y la curiosidad del lector, sin necesidad de recurrir a esas calenturientas elucubraciones. Por lo tanto, en esta obra simplemente se presentan los hechos tomando la versión más ajustada a la realidad, cuando es el caso, o simplemente admitiendo la falta de información disponible para poder esclarecer el asunto en cuestión.

Sin embargo, teniendo en cuenta el innegable atractivo con el que cuentan ese tipo de historias que han alimentado la imaginación de los lectores durante décadas, he optado por dedicar el último capítulo del libro a algunos de esos relatos fantásticos, los que presentan en su origen algún atisbo de realidad histórica comprobable.

Por lo tanto, aquí presento esta obra que pretende dejar constancia de un hecho que a muchos puede sorprender; la existencia de numerosos puntos oscuros en la historia del conflicto de A pesar de todo lo que se ha escrito y divulgado sobre la Segunda Guerra Mundial, la respuesta a muchas preguntas sigue guardada bajo el sello de alto secreto de las potencias vencedoras en la guerra.

No sabemos los motivos de esta falta de transparencia y sería aventurado decir que todos ellos son inconfesables, pero la realidad es que, cuanto más avanzamos en el estudio de la aquella contienda, más misterios se aparecen ante nuestros sorprendidos ojos. Si el lector espera encontrar respuestas en este libro, siento decepcionarle de entrada, pero al finalizar su lectura no sólo no habrá resuelto ninguna de sus dudas, sino que probablemente se hallará con muchas más en su cabeza de las que tenía antes de afrontarlo.

Aquí no se esclarecerán los enigmas de la guerra —esa sería una pretensión propia de algún iluminado— sino que se plantearán nuevos y variados interrogantes. A los que sentimos pasión por todo lo que rodea a la Segunda Guerra Mundial a menudo nos preguntan por los motivos que nos mueven a conocer cada vez con mayor profundidad todos los aspectos que conforman aquel conflicto.

He de confesar que aún no he podido elaborar una respuesta lo suficientemente convincente, pero es posible que la cuestión tenga algo que ver con estos misterios que aún hoy permanecen sin resolver.

Por mucho que caminemos adelante en la investigación de estos arcanos, siempre vemos cómo la línea del horizonte se aleja a la misma velocidad.

Pero la imposibilidad de llegar a él nos permite, en nuestro camino, ir descubriendo nuevas regiones ignotas que estimularán siempre nuestra imaginación y las ansias de conocimiento. Nunca lograremos alcanzar la comprensión absoluta de todo lo que ocurrió durante aquellos seis años de sangre y fuego, pero el convencimiento de que siempre nos quedarán por conocer nuevos episodios que nos emocionarán, nos sorprenderán o nos intrigarán, hace que la Segunda Guerra Mundial sea ya para siempre una inagotable fuente de enigmas y misterios.

La Segunda Guerra Mundial es probablemente el hecho histórico del que más se ha escrito e investigado pero, aún así, existen numerosos episodios ocurridos durante aquella contienda que permanecen todavía hoy sin una explicación lógica.

Los detalles de estos casos misteriosos pueden haberse visto mediatizados por la propaganda o la confusión inherente a todo conflicto bélico, por lo que es difícil establecer con rigor el desarrollo de los hechos tal como ocurrieron.

Pero en algunas ocasiones resulta ya imposible averiguar la verdad, pues el tiempo ha arrojado tantas dosis de incertidumbre sobre ellos que quizás sea mejor que permanezcan como misterios sin resolver. Existen otros sucesos en los que cabe la posibilidad de que algún día por fin sepamos la verdad.

Aún existen muchos archivos que permanecen cerrados a los investigadores, para salvaguardar quizás algún secreto considerado demasiado importante como para que salga a la luz. Seguramente algún día podamos desentrañar los pormenores de esos hechos inexplicados, pero hasta que llegue ese momento tan sólo podremos aventurar hipótesis más o menos verosímiles.

En la madrugada del 1 de septiembre de , Hitler lanzaba a sus temibles panzer sobre Polonia. Tres días después, Francia y Gran Bretaña, que hasta ese momento siempre habían transigido en las cada vez más ambiciosas pretensiones del Führer, decidían por fin frenar la expansión nazi, declarando la guerra a Alemania.

La entrada en el conflicto de las potencias occidentales no sirvió a Polonia para resistir el avance del Ejército alemán, la Wehrmacht.

En una acción tan heroica como inútil, los jinetes polacos se lanzaron en una carga desesperada contra los panzer, que no encontraron ninguna dificultad para aniquilarlos. Ese encuentro desigual sería el símbolo del fin de una visión romántica de la guerra y de la irrupción de la maquinaria de guerra nazi, capaz de aplastar cualquier resistencia gracias a su eficacia arrolladora.

Europa había sido testigo por primera vez de la «guerra relámpago». En pocos meses fueron cayendo, además de la propia Polonia, Dinamarca, Noruega, Luxemburgo, Bélgica y Holanda.

Parecía que nada podía interponerse entre Hitler y su sueño de dominar todo el continente. Tan sólo quedaba la esperanza de que la potente Francia lograse frenar al victorioso líder del Tercer Reich. El Ejército galo contaba con una fuerza de similares características, en hombres y material, a la que presentaba la intratable Wehrmacht.

Pero la audacia y el afán de victoria de las tropas germanas desbarató los intentos franceses de frenar su avance, pese a contar con la ayuda de un cuerpo expedicionario británico, que se vería obligado a reembarcar en Dunkerque. Finalmente, Francia cayó ante el rodillo alemán y aceptó un humillante armisticio el 22 de junio de , en el mismo vagón de ferrocarril en el que Alemania firmó el que suponía su derrota en la Primera Guerra Mundial.

Al día siguiente, Hitler visitaba por primera y última vez París, meditando varios minutos junto a la tumba de Napoleón. Sus megalomaníacos sueños de gloria se habían cumplido. Pero su satisfacción no era completa.

Al otro lado del Canal de la Mancha permanecía desafiante la irreductible Inglaterra. Su primer ministro,. Winston Churchill, que había sustituido al pusilánime Neville Chamberlain, era el único dirigente que estaba dispuesto a enfrentarse al dictador nazi.

Hitler exploró la posibilidad de alcanzar un acuerdo de paz que entregase a Alemania el dominio total y absoluto de la Europa continental, mientras que al Imperio británico se le permitiría conservar el dominio de sus extensas posesiones de ultramar.

Pero los ingleses no estaban dispuestos, bajo ningún concepto, a doblar la rodilla ante el arrogante dictador aceptando ese indigno reparto del mundo, y Churchill se encargó de galvanizar en su persona esa inapelable determinación de resistir a toda costa.

El veterano político británico sabría transmitir a sus conciudadanos la energía suficiente para superar la dura prueba a la que los alemanes les iban a someter. Su célebre discurso en los micrófonos de la BBC iba a marcar la pauta de la resistencia del pueblo británico a la tiranía nazi:.

Combatiremos en los mares y los océanos, combatiremos cada vez con mayor confianza y fuerza en el aire; defenderemos nuestra isla a cualquier precio. Combatiremos en las playas, en los lugares de desembarco, en los campos y en las calles: combatiremos en las montañas; no nos rendiremos jamás.

Winston Churchill mantuvo siempre un estrecho contacto con las tropas británicas encargadas de defender las islas.

Pero tan sólo podía prometerles sangre, sudor y lágrimas. Así pues, los alemanes lanzaron una brutal ofensiva aérea que tenía como objetivo obligar a los ingleses a aceptar el nuevo orden preconizado por los nazis; en el caso de que este castigo no fuera suficiente para que los orgullosos británicos se aviniesen a aceptar las condiciones impuestas por Hitler, estaba prevista una invasión en toda regla, conocida como operación León Marino.

Por su parte, el pueblo inglés estaba dispuesto —tal y como había anunciado Churchill en su arenga— a defenderse con las aún escasas armas que tenía a su alcance, pero nunca a rendirse. Los continuos bombardeos, primero sobre los campos de aviación y después contra las ciudades, no hicieron ninguna mella en el ánimo de los ingleses, que incluso vieron cómo su moral era cada vez más sólida pese a sufrir cada día los bombardeos de la Luftwaffe.

La psicosis de la inminente invasión duró todo el verano. Fueron abundantes las falsas alarmas; casi a diario alguien veía la flota germana acercarse a las costas inglesas, o corría el rumor de que los soldados alemanes ya habían pisado alguna playa.

No era extraño que los campanarios de las poblaciones costeras anunciasen durante aquel estío en varias ocasiones la llegada de los alemanes. Tras el susto inicial, sus habitantes volvían a sus quehaceres diarios, aunque el temor a la invasión permanecía inalterable. Pero fue el día 16 de septiembre de cuando supuestamente se produjo el anunciado intento de atravesar el Canal de la Mancha.

La prensa de los países aliados se hizo eco de una confusa noticia que afirmaba que ese día los alemanes habían lanzado León Marino, pero que la operación había tenido que cancelarse al haber sido atacada la fuerza de desembarco por aviones británicos cuando aún se encontraba en los puertos franceses.

En Estados Unidos, la revista War Illustrated y el diario New York Sun se atrevían incluso a narrar con todo lujo de detalles la frustrada invasión, remitiendo al testimonio de «observadores neutrales», según los cuales «la matanza fue terrible; los muertos, ahogados y heridos se podían contar por decenas de miles».

Además, estas publicaciones aseguraban que los hospitales franceses próximos a la costa habían quedado saturados por la llegada de soldados alemanes que presentaban quemaduras en todo el cuerpo.

Según el informe de un anónimo médico francés, el 16 de septiembre, cuando los barcos alemanes estaban dispuestos ya a atravesar el Canal con las tropas de desembarco a bordo, fueron atacados por la aviación británica. El supuesto testigo afirmaba que los aviones lanzaron sobre ellos bombas de combustible.

El petróleo derramado sobre la superficie del agua también ardió, abrasando a los desafortunados soldados que saltaban de los barcos intentando escapar de las llamas.

Aunque estas informaciones no hablaban del número total de bajas producidas por este ataque, un mes más tarde, basándose en testimonios procedentes de Francia carentes de toda credibilidad, se calculó que Para entonces, los esfuerzos de Berlín por desmentir esta historia se habían revelado totalmente inútiles.

En la prensa continuaron apareciendo supuestos testigos de la masacre que se había producido aquel 16 de septiembre en las aguas del Canal.

Algunos ciudadanos norteamericanos que vivían en localidades de la costa belga confirmaron que durante días habían ido llegando a la playa cadáveres de soldados alemanes con signos evidentes de haber sido víctimas de las llamas.

Cazas británicos Spitfire, los grandes protagonistas de la Batalla de. La Luftwaffe se rendiría ante su rapidez y agilidad. Londres, preparada para una invasión que nunca se produciría. En esta dramática composición, el Big Ben visto a través de unas alambradas.

Un periodista estadounidense de la CBS, William Shireer, observó la llegada a una estación cercana a Berlín de un tren de la Cruz Roja el 18 de septiembre, dos días después del supuesto intento de invasión.

De él bajó un buen número de heridos, cuya gran mayoría presentaba graves quemaduras. Al periodista le sorprendió tal cantidad de bajas, teniendo en cuenta que las operaciones militares en el oeste habían cesado tres meses antes.

Por lo tanto, achacó esta llegada masiva de heridos al frustrado paso del Canal. Otro periodista norteamericano, Charles Barbe, afirmó haber visto con sus propios ojos cerca de la ciudad costera de Dieppe cuerpos de soldados alemanes prácticamente carbonizados.

Según sus investigaciones, un total de Los relatos y descripciones del intento de atravesar el Canal del 16 de septiembre de fueron desapareciendo progresivamente de la prensa, hasta que en comenzaron a aflorar de nuevo esas informaciones. Gracias al avance de los Aliados por Francia, los corresponsales de guerra lograron localizar a los testigos que podían confirmar la veracidad de aquellos hechos.

No faltaron enfermeras que aseguraban haber visto llegar el 17 de septiembre un buen número de soldados a la estación de tren de Bruselas.

La mayoría de ellos presentaba quemaduras en todo el cuerpo. Según las enfermeras, medio millar de aquellos soldados fueron trasladados a los hospitales de la capital belga, pero muchos morirían allí mismo.

Como el gobierno británico nunca había confirmado o desmentido el ataque con bombas de combustible a la flota alemana de invasión, en junio de , cuando había pasado un mes desde el final de la guerra en Europa, la presión de la prensa para conocer la verdad forzó a llevar el asunto a la Cámara de los Comunes.

Las revelaciones del ministro de Información, Geoffrey Lloyd, para aclarar la confusa cuestión no contribuyeron precisamente a arrojar luz sobre el caso. Según Lloyd, no hubo ningún ataque de la aviación británica, sino que se trató de un experimento alemán a fin de comprobar la fiabilidad de unos trajes de amianto con los que habían sido dotados los soldados alemanes para protegerse en caso de que en las costas inglesas se dispusiera una barrera de petróleo ardiendo.

Un miembro de la defensa civil vigila el cielo londinense, con la catedral de Saint Paul al fondo. La población británica permanecía alerta ante el peligro de una inminente invasión.

No obstante, y siempre según el ministro, los uniformes de amianto eran defectuosos y los hombres que participaron en la prueba murieron abrasados. Esto explicaría la llegada de cadáveres quemados a las costas cercanas en los días siguientes.

Las inverosímiles explicaciones de Lloyd no convencieron a nadie y, tras la guerra, la historia de la supuesta invasión del 16 de septiembre se fue desinflando poco a poco.

Tan sólo pareció confirmarse la llegada de cuerpos de soldados alemanes quemados a la costa británica, tal como señaló el primer ministro Clement Attlee en noviembre de , pero que, en todo caso, el número de cadáveres no pasó de la treintena. Años más tarde, fueron apareciendo algunos de los soldados que ayudaron a recuperar estos cuerpos del agua, lo que presupone que, al menos esta parte de la historia, tendría algún viso de ser cierta.

De todos modos, el escaso número de cadáveres recuperados hace pensar más bien que podría tratarse de miembros de las tripulaciones de los bombarderos alemanes, más que en una gran fuerza anfibia de invasión.

Con el fin de acabar de confundir a todo aquel que intente conocer con exactitud lo que ocurrió —si es que realmente ocurrió algo— aquel 16 de septiembre, después de la guerra apareció un plan de los servicios secretos británicos para representar una falsa invasión de Inglaterra.

Para ello se planeó recuperar cadáveres de pilotos alemanes derribados y vestirlos con uniformes de infantería. Más tarde serían abandonados en el agua para que la marea los arrojase a la orilla. No hay constancia de que este proyecto se llevase a cabo, pero no hay que descartar esa.

Para los soldados británicos era siempre motivo de alegría recibir una visita de Churchill, que siempre sabía corresponder con buen humor a las muestras de camaradería de la tropa.

posibilidad, que podría proporcionar también una explicación a los cuerpos encontrados en la costa a los que se refirió Attlee. Pero ¿sucedió algo en realidad aquel 16 de septiembre?

Aunque no hay ninguna prueba concluyente de que se produjese una masacre de soldados alemanes en aguas del Canal, ya fuera debido a un altamente improbable intento de invasión o un no menos inaudito experimento para comprobar la resistencia de uniformes ignífugos, la concordancia de testimonios que revelan una inusual llegada de heridos a los hospitales o de cadáveres a las costas puede indicar un posible accidente de grandes dimensiones que los alemanes prefiriesen mantener oculto.

Hay que recordar que la fuerza de invasión, que estaba lista para emprender el paso del Canal, constaba de un buen número de lanchas de desembarco.

Las fotos de reconocimiento realizadas por la aviación aliada identificaron unas barcazas en Amberes, en Boulogne, en Calais, en Dunkerque, en Le Havre y en Ostende. No es descabellado pensar que algunas de estas embarcaciones fueran pasto de las llamas debido a alguna incursión de los bombarderos aliados o incluso a un accidente fortuito, dando como resultado una tragedia que se saldase con la muerte de varios centenares de soldados germanos.

La catedral de Saint Paul destaca entre el humo que cubre Londres, el 29 de diciembre de , durante un bombardeo de la Luftwaffe. Esto no sería de extrañar, puesto que, a lo largo de la contienda, tanto británicos como norteamericanos silenciaron numerosos accidentes que provocaron víctimas en sus propias filas, para evitar así que se resintiera la moral de las tropas o que la población perdiese la confianza en sus dirigentes.

No hay ningún motivo para pensar que los alemanes no optasen también por encubrir sus propios errores. Tampoco hay que descartar que el gran saldo de heridos y muertos del 16 de septiembre fuera simplemente el resultado de alguna incursión aérea especialmente desastrosa para la Luftwaffe que causase un buen número de bajas entre sus pilotos, y que los alemanes prefiriesen mantener oculta.

Pero también hay que tener en cuenta el peso de la propaganda aliada; quizás fue capaz por sí sola de pergeñar ese gigantesco engaño para espolear la moral de la población británica, que saborearía con fruición ese supuesto fracaso de la temida invasión alemana.

A favor de la tesis del montaje figuraría la capacidad demostrada por los servicios secretos de los Aliados para diseñar y llevar a cabo con éxito complicadas operaciones de contrainformación, que a la postre resultarían decisivas para el resultado final de la contienda.

Sea lo que fuere, lo que está claro es que, si la apertura de algún archivo no nos desvela por fin la realidad de los hechos, durante mucho tiempo seguirá siendo un misterio lo que ocurrió aquel 16 de septiembre en aguas del Canal de la Mancha.

Está comprobado que en época de guerra toman un inesperado y sorprendente protagonismo historias de supersticiones que en tiempos de paz no merecerían el más mínimo crédito. Ya hemos visto cómo en Inglaterra circularon todo tipo de rumores sobre la frustrada invasión alemana.

Las historias de brujería, como no podía ser menos, también recobraron fuerza; según un más que dudoso testimonio aparecido en —el libro Witchcraft Today de Gerald Gardner— el fracaso de la operación León Marino habría que anotarlo en el haber de las brujas inglesas.

Al parecer, en el verano de se celebró una reunión de brujas al más alto nivel —el denominado Great Circle o Gran Círculo— en la localidad de New Forest con el objetivo de influir a distancia en el cerebro de Hitler para que no lanzara la invasión.

No se puede poner en duda la gran eficacia de las brujas inglesas cuando se proponían rechazar invasores, puesto que los otros dos únicos momentos históricos en el que se había convocado el Great Circle había sido con ocasión de la lucha contra la Armada Invencible y de la amenaza napoleónica Según otros autores, la reunión de las brujas consistió en un aquelarre nocturno celebrado al aire libre en un bosque en Hampshire, en donde algunas de ellas murieron exhaustas por el gran esfuerzo mágico realizado, aunque alguna fuente apunta la posibilidad de que el fallecimiento se produjera a causa de la neumonía contraída al bailar sin ropa —tal como requería la ceremonia— en una noche especialmente fría.

Este repentino auge de todo lo que hacía referencia a las brujas provocó también un curioso episodio relacionado con la construcción de un aeródromo para la Fuerza Aérea norteamericana en Boreham, cerca de la ciudad inglesa de Chelmsford. En mayo de , el º Batallón de Ingenieros comenzó a hacer los trabajos necesarios para construir un nuevo campo de aviación que permitiese a los bombarderos pesados estadounidenses despegar desde allí rumbo a las ciudades alemanas para soltar su mortífera carga de bombas.

Bombardero pesado norteamericano B Cientos de aviones como éste despegaron del aeródromo maldito de Boreham rumbo a Alemania.

Lo que no sabían los ingenieros era que, para poder aplanar la superficie, era imprescindible mover una gran piedra que estaba situada en el bosque de Dukes. Algunos de los lugareños, al ver que la piedra iba a ser trasladada a otro lugar, advirtieron a los ingenieros que no lo hicieran; el motivo era que aquella roca tenía un difuso carácter sagrado para los habitantes de la zona.

Sin saber precisar muy bien el motivo de la supuesta importancia de la piedra, los habitantes indicaron que, según la tradición, debajo de la roca estaba enterrada una bruja que había sido quemada siglos atrás en la hoguera.

Para redondear la truculencia de la historia, los más ancianos aseguraban que fue precisamente en ese punto en donde apareció asesinado un guardabosques en , no hallándose nunca al culpable. Algún experto consultado por los asustados ingenieros indicó que era probable que en realidad se tratase de un altar pagano cuya antigüedad se remontaría a una época anterior a la llegada de los romanos, y que había permanecido en el imaginario popular a través de la tradición oral.

Sea cual fuere la razón, los habitantes de la región estaban convencidos de que mover la piedra de su lugar original no podía acarrear más que desgracias. La primera consecuencia que sufrieron los ingenieros fue que ningún trabajador se atrevió a mover la piedra.

Uno que no creía en historias de brujería se dispuso a removerla con su excavadora pero, en el instante en el que iba a levantar la piedra, la maquinaria sufrió una inexplicable avería, lo que obligó a aplazar la operación.

Para los habitantes de la zona no había ya ninguna duda; el lugar estaba maldito. Al final, otra excavadora trasladó la piedra sin sufrir ningún percance, pero el ganado de la zona cayó víctima de una extraña enfermedad, lo que fue achacado de inmediato a la venganza de la bruja al haber visto alterado su lugar de eterno descanso.

Una vez que, superando todas estas dificultades, el campo de aviación entró por fin en servicio, dio la. Abrir el menú de navegación. Cerrar sugerencias Buscar Buscar.

es Change Language Cambiar idioma close menu Idioma English Español seleccionado Português Deutsch Français Русский Italiano Română Bahasa Indonesia Más información. Configuración de usuario. close menu ¡Te damos la bienvenida a Everand!

Saltar el carrusel. Carrusel anterior. Carrusel siguiente. Libros electrónicos seleccionado Audiolibros Revistas Podcasts Partituras.

Explora Libros electrónicos. Bestsellers Destacados según los editores Todos los libros electrónicos. Ficción contemporánea Ficción literaria Religión y espiritualidad Autosuperación Crecimiento personal Hogar y jardín Jardinería Ficciones de misterio, "thriller" y crimen Suspenso Crímenes verdaderos Ciencia ficción y fantasía.

Adultos jóvenes Distopías Paranormal, oculto y sobrenatural Romance Ficción histórica Ciencia y matemática Historia Ayuda para el estudio y preparación de exámenes Negocios Pequeñas empresas y emprendedores Todas las categorías.

Explora Audiolibros. Bestsellers Destacados según los editores Todos los audiolibros. Ficciones de misterio, "thriller" y crimen Misterio "Thrillers" Romance Contemporáneo Suspenso Adultos jóvenes Paranormal, oculto y sobrenatural Misterios y "thrillers".

Ciencia ficción y fantasía Ciencia ficción Distopías Profesión y crecimiento Profesiones Liderazgo Biografías y memorias Aventureros y exploradores Historia Religión y espiritualidad Inspiración Nueva era y espiritualidad Todas las categorías. Explora Revistas. Destacados según los editores Todas las revistas.

Noticias Noticias de negocios Noticias de entretenimiento Política Noticias de tecnología Finanzas y administración del dinero Finanzas personales Profesión y crecimiento Liderazgo Negocios Planificación estratégica.

Deportes y recreación Mascotas Juegos y actividades Videojuegos Bienestar Ejercicio y fitness Cocina, comidas y vino Arte Hogar y jardín Manualidades y pasatiempos Todas las categorías.

Explora Podcasts Todos los podcasts. Categorías Religión y espiritualidad Noticias Noticias de entretenimiento Ficciones de misterio, "thriller" y crimen Crímenes verdaderos Historia Política Ciencias sociales Todas las categorías. Género Clásico País Gente Jazz y blues Películas y musicales Pop rock Vacaciones religiosas Normas.

Instrumento Latón Tambores y percusión Guitarra, bajo y trastes Piano Instrumentos de cuerda Vocal Vientos de madera. Dificultad Principiante Intermedio Avanzado.

Libro electrónico páginas 6 horas. Lea gratis durante días. Leer la vista previa. Información de este libro electrónico Un recorrido por los hechos aún sin explicación que ocurrieron en medio del caos que fue la Segunda Guerra Mundial. A estas alturas nadie puede poner en duda que la Segunda Guerra Mundial es una fuente inagotable de historias.

Las complicadas operaciones militares, el elevado número de soldados y aparatos de guerra implicados, los estudios científicos destinados a revolucionar las infraestructuras bélicas o las herméticas teorías nazis, nos han dejado no pocos acontecimientos que aún hoy están sin responder.

Desde este punto de partida Jesús Hernández nos presenta en este libro, huyendo del sensacionalismo de las confabulaciones místicas y de la búsqueda nazi de elementos mágicos, algunos de los hechos inexplicados de la Segunda Guerra Mundial.

Enigmas y Misterios de la Segunda Guerra Mundial pretende encontrar una explicación plausible a los misterios que nos han llegado del conflicto y, destapar aquellas historias fantásticas que han alcanzado fama y difusión.

Dividido en seis capítulos, nos irá presentando Jesús Hernández en primer lugar los sucesos que continúan todavía sin explicación como el misterioso ataque a Los Ángeles por extraños artefactos voladores, nos detalla la vida de los espías más enigmáticos implicados en la guerra y nos relata las extrañas desapariciones de personajes tan célebres como el piloto Antoine de Sant-Exupéry, autor de El principito.

Tambíen tienen cabida en el libro las historias sobre máquinas de guerra malditas como el submarino USS Tang que se hundió por un torpedo defectuoso que él mismo lanzó y, por supuesto, una investigación esclarecedora sobre las enigmáticas muertes de Martin Bormann o Herman Goering.

En un último capítulo presenta también los mitos e historias fantásticas asociadas al conflicto, como el experimento Filadelfia, en el que, según algunos testigos, se consiguió teletransportar un buque de la marina americana. Carrusel anterior Carrusel siguiente Moderno. Idioma Español.

Editorial Nowtilus. Fecha de lanzamiento 1 ene ISBN Lee más de Jesús Hernández Martínez. Libro electrónico Todo lo que debe saber sobre la 1ª Guerra Mundial: de Jesús Hernández Martínez. Guardar Todo lo que debe saber sobre la 1ª Guerra Mundial: para después.

Libro electrónico Operaciones secretas de la Segunda Guerra Mundial de Jesús Hernández Martínez. Guardar Operaciones secretas de la Segunda Guerra Mundial para después.

Libro electrónico Operación Valkiria: 20 de julio de Guardar Operación Valkiria: 20 de julio de Libro electrónico Historias asombrosas de la Segunda Guerra Mundial: Los hechos más singulares y sorprendentes del conflicto bélico que estremeció a la humanidad de Jesús Hernández Martínez.

Guardar Historias asombrosas de la Segunda Guerra Mundial: Los hechos más singulares y sorprendentes del conflicto bélico que estremeció a la humanidad para después.

Breve Historia. Serie de libros electrónicos Breve Historia de Gabriel Glasman. Guardar Breve Historia para después. Autores relacionados Saltar el carrusel.

Carrusel anterior Carrusel siguiente. Eladio Romero. Jesus Hernandez Martinez. José Luis Caballero. Manuel J. Jesús Hernández. Relacionado con Enigmas y misterios de la Segunda Guerra Mundial Libros electrónicos relacionados.

Armas secretas de Hitler. Libro electrónico Armas secretas de Hitler de José Manuel Romaña Arteaga. Guardar Armas secretas de Hitler para después.

Lo que nunca te han contado del Día D. Libro electrónico Lo que nunca te han contado del Día D de Pere Cardona. Guardar Lo que nunca te han contado del Día D para después. Curistorias de la Segunda Guerra Mundial. Libro electrónico Curistorias de la Segunda Guerra Mundial de Manuel J.

Guardar Curistorias de la Segunda Guerra Mundial para después. Los héroes de Hitler. Libro electrónico Los héroes de Hitler de Jesús Hernández. Guardar Los héroes de Hitler para después. Libro electrónico Los misterios del Imperio Nazi: Historias sorprendentes del Tercer Reich desde su auge hasta su caída de Marius Lambert.

Guardar Los misterios del Imperio Nazi: Historias sorprendentes del Tercer Reich desde su auge hasta su caída para después. Libro electrónico Mito y realidad sobre la muerte de Adolf Hitler de Julio B. Guardar Mito y realidad sobre la muerte de Adolf Hitler para después.

Libro electrónico Iker. El mago del misterio: Los expedientes X de Cuarto Milenio al descubierto de Antonio Luis Moyano Jimenez. Guardar Iker. El mago del misterio: Los expedientes X de Cuarto Milenio al descubierto para después.

Breve historia de Hitler. Libro electrónico Breve historia de Hitler de Jesús Hernández Martínez. Guardar Breve historia de Hitler para después. Libro electrónico Los secretos ocultos del Tercer Reich: Dossiers ocultos del nazismo de Paul Lemond. Guardar Los secretos ocultos del Tercer Reich: Dossiers ocultos del nazismo para después.

Libro electrónico La máquina del tiempo de Adolf Hitler: Novela histórica de Henry Goldman. Los seres humanos dejaron de seguir a grupos de animales salvajes y cambiaron su estilo de vida a uno enfocado a la cosecha de vegetales, gracias a la adaptación de ciertos cereales y pastos silvestres, de acuerdo con un estudio a cargo de Sara Nilson, investigadora de la Universidad de Misuri.

Los gatos monteses Felis silvestris aprovecharon el aumento de la densidad de presas, principalmente roedores, mientras que los humanos se beneficiaron del control de las alimañas que amenazaban sus alimentos. El comportamiento de los gatos domésticos es muy variado, ya que, según el estudio, su espectro de comportamiento hace que en ocasiones actúen como mascotas indomables y en otras exhiban un comportamiento mucho más cariñoso.

Más tarde, los gatos se trasladaron a casi todas las partes del Viejo Mundo, a causa de las rutas comerciales establecidas entre las civilizaciones antiguas. Gracias a que mantenían a raya a las pestes, el impulso de utilizar a los gatos para satisfacer ciertas necesidades humanas fue mucho menor, a diferencia de otros animales como los perros o el ganado.

Mediante un análisis a poblaciones de gatos criados al azar, el equipo de investigadores elaboró un árbol genealógico con el que llegaron a la conclusión de que los felinos actuales derivan de cinco grupos principales. De Asia provienen 11 razas, tres son de origen silvestre, 17 de Europa Occidental, tres de África Oriental y ocho se desarrollaron en la Cuenca del Mediterráneo.

Gracias a la creciente popularidad de los gatos ha hecho que investigadores de todo el mundo se enfoquen cada vez más en estas mascotas. Recientemente, un estudio publicado en la revista científica bioRxiv reveló el origen de los colores de sus ojos. De acuerdo con el estudio a cargo de Julius Tabin, investigador de la Universidad de Harvard, quien documentó los colores de ojos de más de 40 especies de gatos, descubrió que la presencia de dos pigmentos eumelanina y feomelanina determinan la tonalidad ocular.

Gracias a una mutación aleatoria en el ancestro común de los gatos domésticos, disminuyeron los niveles de eumelanina, ocasionando que la paleta de colores variara entre el marrón, gris, amarillo, verde y azul.

Tabin y su coautor sospechan que la razón detrás de los colores de los ojos está relacionado con la elección de pareja, ya que la selección sexual es la razón por la que los seres humanos tienen tonalidades oculares diferentes. De acuerdo con la revista Live Science, Shu-Jin Luo, genetista evolutivo de la Universidad de Pekín, China, sugirió que el color de los ojos puede ser un efectos secundario de la selección artificial que benefició la tonalidad y estilo del pelaje.

Venezuela Entretenimiento The economist The Washington Post Realeza Opinión. Últimas Noticias. Qué puedo ver. Video Nuevo. Juegos Nuevo. Malditos Nerds. Bienvenido Por favor, ingresa a tu cuenta. Últimas Noticias Política Economía Dólar hoy Deportes Sociedad Policiales Newsletters.

By Kisida

Related Post

3 thoughts on “Misterios fortuitos revelados”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *